• El buque de asalto francés Dixmude.
Publicada: martes, 12 de junio de 2018 18:01
Actualizada: miércoles, 13 de junio de 2018 2:11

En un intento por desafiar a Pekín, buques de guerra de Francia han cruzado las aguas disputadas en el mar de la China Meridional.

Francia está aumentando su presencia militar en la región del Indo-Pacífico enviando buques de guerra a través del mar de la China Meridional y planeando ejercicios aéreos para finales de año, con la intención de ayudar a contrarrestar la acumulación militar del gigante asiático en las aguas en disputa, según ha informado este martes la agencia francesa de noticias AFP.

A finales del pasado mes de mayo, el barco de asalto francés Dixmude y una fragata navegaron a través de las disputadas islas Spratly (llamadas Nansha por China) y un grupo de arrecifes que China convirtió en islotes, con la intención de rechazar el reclamo de Pekín de poseer la mayor parte del mar de la China Meridional, añade la fuente.

“Nuestra patrulla implicó pasar cerca de estos islotes para obtener información de inteligencia con todos los sensores que es posible usar en aguas internacionales”, ha dicho el comandante del Dixmude, Jean Porcher, en declaraciones a los periodistas a través de un vídeo.

Nuestra patrulla implicó pasar cerca de estos islotes (en el mar de la China Meridional) para obtener información de inteligencia con todos los sensores que es posible usar en aguas internacionales”, dice el comandante del buque de asalto francés Dixmude, Jean Porcher.

 

Porcher también ha precisado que el barco galo mantuvo un contacto de radio “cordial” con los buques militares chinos, “que estaban presentes en el área hasta que nos fuimos”.

Aunque EE.UU. lleva a cabo la mayoría de las operaciones de libertad de navegación en el mar de la China Meridional, Francia y el Reino Unido también participan activamente en ellos.

AFP informó de que París planea enviar más barcos a la región del Indo-Pacífico para llevar a cabo ejercicios militares en un intento por contrarrestar lo que los países occidentales han llamado los esfuerzos de Pekín por “militarizar” las aguas disputadas.

China posee casi todo el mar de la China Meridional y conmina a otros a no desafiar su soberanía. De hecho, es un área muy polémica en la que China, Brunéi, Taiwán, Malasia, Vietnam y Filipinas también tienen reclamos. Es escenario, además, de incesantes tensiones entre el gigante asiático y Estados Unidos, que acusa a Pekín de buscar la “expansión marítima”.

ftn/anz/krd/rba

Comentarios