• Defensa aérea siria intercepta un misil israelí en el cielo sobre Damasco, la capital, 24 de febrero de 2020. (Foto: SANA)
Publicada: viernes, 5 de junio de 2020 17:11
Actualizada: sábado, 6 de junio de 2020 2:14

El Líbano denuncia los constantes ataques que lanza el régimen de Israel contra Siria al violar el espacio aéreo libanés, y los considera una amenaza para la paz.

El jueves, los cazas israelíes volvieron a lanzar ataques contra varios blancos en la ciudad de Masyaf, en el oeste de la provincia central siria de Hama; no obstante, las baterías de defensa antiaérea del Ejército de Siria actuaron de inmediato e interceptaron la mayoría de los misiles.

En reacción, el ministro libanés de Asuntos Exteriores, Nassif Hitti, ha condenado este viernes las violaciones por parte de Israel del espacio aéreo libanés y las agresiones de este régimen contra Siria. “Estos reiterados ataques contra la soberanía libanesa suponen una violación flagrante de las resoluciones internacionales, y una amenaza para la paz y la seguridad internacionales”, ha agregado.

Conforme ha anunciado el opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), la agresión israelí ha dejado al menos nueve muertos, de los cuales cuatro son sirios y cinco son de nacionalidades aún por confirmar.

 

Por su parte, el primer ministro libanés, Hasan Diab, anunció el miércoles que el régimen de Tel Aviv ha violado en 2551 ocasiones la soberanía de El Líbano en 2019, en actos por mar, tierra y aire. Además, cifró en más de 1000 las violaciones israelíes en lo que va del año en curso.

El presidente de El Líbano, Michel Aoun, pidió, a su vez, la misma jornada del miércoles, una mayor cooperación entre el Ejército de su país y la Fuerza Provisional de las Naciones Unidas para El Líbano (FPNUL), subrayando el papel clave de estas fuerzas en el monitoreo de las agresiones diarias de Israel.

Al respecto, el mandatario libanés pidió a la FPNUL que presente un informe al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) sobre tales agresiones israelíes, que constituyen una violación de la resolución 1701 —la cual puso fin a la guerra entre Israel y El Líbano en 2006—, así como del espacio aéreo libanés.

El régimen de Tel Aviv no cumple con la referida resolución y viola reiteradamente el espacio aéreo, marítimo y territorial de El Líbano, llevando a cabo tareas de reconocimiento y espionaje. Ante tales incursiones, Beirut ha presentado una queja ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) contra Israel.

fmk/anz/msm/rba