• El presidente de EE.UU., Joe Biden, firma una Ley de Préstamo y Arriendo, Washington, 9 de mayo de 2022. (Foto: Twitter: @WhiteHouse)
Publicada: lunes, 9 de mayo de 2022 23:35

El presidente de EE.UU., Joe Biden, firma una ley para acelerar los suministros militares a Ucrania con el préstamo de armamento estadounidense a ese país.

La norma firmada este lunes por el mandatario estadounidense, que facilita el flujo de equipo militar a Ucrania, está basada en un programa de la Segunda Guerra Mundial para ayudar a Europa a resistir a Dictador Nazi, Adolf Hitler, ha afirmado la Casa Blanca.

La legislación prevé que los países receptores puedan reembolsar armas y municiones entregadas en una fecha posterior. Asimismo, amplía la autoridad del presidente de EE.UU., liberándolo de varias restricciones y largos procedimientos burocráticos.

El Senado de EE.UU. aprobó el 7 de abril el proyecto de ley, denominado “Ley de Préstamo y Arriendo para la Defensa de la Democracia de Ucrania”. Poco después, el 28 de abril, la Cámara de Representantes del país norteamericano ratificó la legislación.

Después de que los senadores estadounidenses aprobaran la medida, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, criticó el plan. “Inflar a Ucrania con armas en varios formatos no conduce al éxito en las negociaciones ruso-ucranianas. Por supuesto, lo más probable es que esto tenga un efecto negativo”, advirtió el vocero.

La firma de la ley se ha producido cuando el Gobierno estadounidense casi ha agotado los fondos que se puede utilizar para enviar asistencia de seguridad a Ucrania mientras la operación rusa transcurre en el país europeo.

Tras el comienzo de la operación rusa en Ucrania, que según el Kremlin busca la “desmilitarizaciónn” y la “desnazificación” del país vecino, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, ha pedido más armas de sus aliados occidentales.

Esto mientras, desde el inicio del conflicto en Ucrania, Kiev ha recibido más de 12 mil millones de dólares por parte de sus socios occidentales para luchar contra Rusia, reveló el 5 de mayo el primer ministro ucraniano, Denys Shmyhal.

rth/hnb