• Migrantes en EEUU denuncian arrestos y una reforma que nunca llega
Publicada: jueves, 28 de octubre de 2021 14:00
Actualizada: jueves, 28 de octubre de 2021 15:07

Cientos de manifestantes toman los predios del Capitolio de Washington para exigir la acción inmediata del presidente Joe Biden en el tema migratorio y laboral.

Ciudadanos de segunda clase, violadores, criminales, narcotraficantes: estos son algunos de los términos empleados por buena parte del así llamado “establishement” anglosajón para insultar a la población de millones de inmigrantes en Estados Unidos. Sin embargo, la realidad es otra.

En los rostros y voces hay madres y padres, trabajadores y personas que sacrifican el día a día por sus familias.

A ellos y a sus hijos estadounidenses se les prometió -una y otra vez- una reforma migratoria, pero esta nunca llega y por ello marchan, hacia el centro del poder político.

De esta manera esta manifestación de inmigrantes y de la clase trabajadora llega a las mismísimas puertas del Capitolio de Washington. Exigen trabajos, justicia, condiciones sociales de Salud y Educación, y acceso a una vía ciudadana en este país. Sin embargo, la única respuesta de las autoridades hasta el momento es el envío de un contingente de la policía y de las fuerzas del orden que amenazan con arrestar prontamente a todos aquellos manifestantes e inmigrantes que se encuentran en la zonas cercanas al edificio federal.

Y así, los arrestos comienzan. Se presume que en Estados Unidos residen entre 12 y 20 millones de inmigrantes indocumentados. Alrededor de 8 millones podrían acceder a la residencia. No obstante, los dos planes tentativos presentados ante el Legislativo fueron rechazados. Mientras que una “tercera opción” aún no logra consenso, ni siquiera entre algunos Demócratas que parecen más bien ser Republicanos por su forma de actuar en contra de los intereses de este segmento de la población.

Marcelo Sánchez, Washington.

kmd/rba