• Sensibles imágenes: Así pelean en EEUU por escasez de combustible
Publicada: viernes, 14 de mayo de 2021 9:03
Actualizada: viernes, 14 de mayo de 2021 9:42

El temor a la escasez de combustible en la costa este de EE.UU., por un ciberataque contra su mayor oleoducto, provoca largas colas y peleas en gasolineras.

Los medios estadounidenses siguen reportando escenas bochornosas de peleas a puñetazos y largas colas en las estaciones de servicio en el sureste de EE.UU., mientras la gente entra en pánico por la escasez de combustible a raíz del ciberataque contra el oleoducto más grande del país, el Colonial Pipeline la semana pasada.

Las tensiones escalaron desde que la interrupción de la red de gasoductos de combustible del Colonial Pipeline, con sede en el estado de Georgia, entró el jueves en su sexto día y las autoridades estadounidenses, que siguen sin poder aportar una solución real a esta coyuntura, tratan de salir del paso echando la culpa del ciberataque a sus homólogos rusos aun cuando, desde Moscú, se niega toda involucración en los hechos.

Se ha viralizado un vídeo publicado en las redes sociales que muestra una riña a puñetazos entre dos clientes que se encontraban en la cola de una estación de servicio en Carolina del Norte.

Depósitos de combustible de la empresa estadounidense Colonial Pipeline en Charlotte, Carolina del Norte, 10 de mayo de 2021. (Foto: Reuters)

 

Dada la grave situación que se vive al respecto, la Administración de EE.UU., presidida por Joe Biden, admitió el martes que se enfrenta a una crisis en el suministro de combustible en ciertas zonas de la costa este, tras el ciberataque que afectó al sistema informático de la citada empresa, la cual surte el 45 % del carburante consumido en esta área.

“No es que tengamos una escasez de gasolina, es que tenemos una escasez de suministro. Las cosas volverán a la normalidad pronto”, dijo la secretaria de Energía, Jennifer Granholm, en un intento por calmar los temores a un desabastecimiento durante una conferencia de prensa celebrada en la Casa Blanca.

Colonial Pipeline envía combustible desde la costa del Golfo de Texas a la costa este a través de 8850 kilómetros de oleoductos, atendiendo a 50 millones de consumidores. En otras palabras, sus redes transportan diariamente 2,5 millones de barriles de gasolina, diésel, combustible para aviones y otros productos refinados del petróleo.

La red del mayor operador de oleoductos de productos refinados de EE.UU., Colonial Pipeline, que recorre la costa este estadounidense.

 

Por ello, la interrupción en el suministro provocó que, para el miércoles por la noche, más del 65 % de las estaciones de servicio de Carolina del Norte, el 44 % de los surtidores de Virginia y el 43 % de las gasolineras de Georgia y Carolina del Sur se quedaran sin combustible.

Otros estados de EE.UU. también enfrentan una grave escasez de combustible y gasolina. El 16 % de las estaciones de servicio de Tennessee, el 11 % de las estaciones de servicio de Florida y Maryland y el 7 % de las estaciones de servicio de Alabama reportan escasez de combustible.

krd/ctl/mrg