• Miembros de la Guardia Nacional de EE.UU., junto a cajas de suministros médicos en el Centro Jacob Javits, 23 de marzo de 2020. (Foto: AP)
Publicada: sábado, 4 de abril de 2020 22:57
Actualizada: lunes, 6 de abril de 2020 15:20

Varios estados de EE.UU. han denunciado haber recibido del Gobierno federal equipos médicos defectuosos y con fecha de vencimiento expirada en medio del coronavirus.

Algunos estados y ciudades estadounidenses han subrayado haberse llevado una sorpresa al darse cuenta de que no servían los miles de mascarillas, guantes, respiradores y otros equipos esenciales contra el coronavirus, enviadas desde la reserva médica del país.

El diario local The Hill, en un informe publicado el viernes, recogió el caso del estado de Alabama (sur), cuyas autoridades se han quejado que han recibido cerca de 6000 mascarillas médicas que presentaban putrefacción por hongos y tenían impreso el año 2010 como fecha de expiración.

La ciudad de Los Ángeles, en el estado de California (suroeste), ha denunciado a su vez que más de 150 respiradores que le había enviado el Gobierno federal estadounidense estaban descompuestos y tuvieron que ser reparados.

 

De igual manera, al estado de Oregon (noroeste) llegaron mascarillas defectuosas con facilidad de romperse, lo que podría exponer a los trabajadores médicos al mortal virus.

“Varios de los envíos que hemos recibido de la reserva estratégica nacional contenían (equipo de protección personal) con fecha de expiración que venció hace mucho y, aunque nos están diciendo que gran parte del equipo que ya expiró puede ser utilizado para la respuesta al COVID-19, no serían adecuados para su uso en escenarios quirúrgicos”, censuró Charles Boyle, portavoz de la gobernadora de Oregon, Kate Brown, mediante un correo electrónico.

La escasez de equipos de protección ha puesto en riesgo a doctores, enfermeras y otros trabajadores que trabajan en la primera línea de la lucha contra el coronavirus en EE.UU., donde cada vez más estados experimentan brotes de la pandemia; una situación que ha provocado una ola de rechazos y condenas por el manejo del Gobierno estadounidense, presidido por Donald Trump, de la crisis causada por esta enfermedad letal.

De acuerdo con los últimos datos actualizados este sábado por el Centro de Ciencia e Ingeniería de Sistemas de la Universidad Johns Hopkins, que monitorea las estadísticas de todo el mundo, la pandemia ya ha causado 8162 muertes y ha infectado a 300 915 personas en Estados Unidos.

 mnz/ncl/rba