• Inmigración separó a bebés menores de un año de sus madres
Publicada: domingo, 10 de marzo de 2019 0:45
Actualizada: domingo, 10 de marzo de 2019 3:24

La política antiinmigrante de “tolerancia cero”, ordenada por el presidente de EE.UU., Donald Trump, ha sido cruel e injusta con las familias migrantes.

El Consejo de Inmigración de Estados Unidos, la Asociación de Abogados de Inmigración Americana (AILA) y la Red de Inmigración Católica (Inc) exponen en una carta al Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) de EE.UU. que es alarmante el aumento del número de bebés retenidos en este centro federal del sur de Texas (sur).

Les genera “una gran preocupación por la falta de atención médica especializada disponible”. Esta separación de madres y bebés ha provocado indignación en toda la nación.

Según expertos en Psicología Pediátrica el menor separado de sus padres está sufriendo y dejará secuelas de daños psicológicos sobre todo cuando hay preguntas que no tienen respuesta.

Según la denuncia del DHS uno de los bebés en custodia ha estado detenido por más de 20 días. Esta situación viola el “acuerdo flores” que desde 1997 establece que el menor debe estar menos restringido y no pasar de 20 días sin su madre.

En un informe el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés) ha asegurado que se toma muy en serio la salud, la seguridad y el bienestar de quienes están bajo su custodia. Sin embargo, las organizaciones pro inmigrantes como proyecto México-Americano seguirá realizando movilizaciones y enviando cartas a políticos para que los padres migrantes recuperen a sus hijos en custodia.

Rosie Orbach, Los Ángeles (California).

mhn/alg

Comentarios