• El director ejecutivo de Total, Patrick Pouyanne, en una conferencia de prensa en París, 5 de octubre de 2017.
Publicada: sábado, 4 de noviembre de 2017 10:59
Actualizada: sábado, 4 de noviembre de 2017 19:20

La gigante petrolera francesa Total asegura que cumplirá los cambios que hará Estados Unidos en las sanciones contra la República Islámica de Irán.

El director ejecutivo de Total, Patrick Pouyanne, informó el jueves que su compañía cumpliría con cualquier sanción contra Irán, y tal vez no podrá seguir adelante con el acuerdo que firmó con Teherán sobre la base de una decisión de EE.UU.

Total se convirtió en la primera empresa energética de Occidente en firmar un acuerdo importante, valorado en 4800 millones de dólares, con Irán después de que se levantaran las sanciones antiiraníes en 2016 en virtud del acuerdo nuclear.

Sin embargo, la negativa del presidente estadounidense, Donald Trump, el mes pasado a respaldar el acuerdo nuclear con Irán —también conocido como el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés)— y su amenaza de imponer nuevas sanciones al país persa ha puesto en duda el futuro del acuerdo.

 

Prácticamente el mundo entero, incluida la Unión Europea (UE), salió en rechazo de Trump y en defensa del pacto nuclear —suscrito en 2015 por Irán y el Grupo 5+1 (Estados Unidos, Francia, el Reino Unido, Rusia y China, más Alemania)—.

De todos modos, Total ha abierto una oficina en Washington (capital estadounidense) para coordinar sus operaciones en Irán, donde la gigante compañía de petróleo y gas planea desarrollar la fase 11 del gigantesco campo de gas Pars del Sur.

La oficina de Washington, explicó Total, ayudaría a coordinar las relaciones con el Departamento del Tesoro y el Departamento de Estado de Estados Unidos para asegurarse de que la firma francesa siga cumpliendo con los cambios a las sanciones antiiraníes.

Pouyanne manifestó que actualmente, Total está en espera de una decisión del Congreso de EE.UU. sobre si el pacto nuclear con Irán está en línea con los intereses estadounidenses. Trump ha amenazado con abandonar el tratado internacional y, si el Congreso lo acepta, Irán podría ser sometido a nuevas sanciones.

“Si el marco cambia, si podemos hacer y ejecutar legalmente el contrato lo haremos. Hay grandes oportunidades en Irán. Pero veamos si podemos hacer ese primer proyecto primero”, dijo Pouyanne.

Por su parte, el director financiero de Total, Patrick de La Chevardiere, dijo que el grupo esperaba anunciar el contrato principal para Pars del Sur a comienzos de 2018 cuando se dará a conocer la postura de Estados Unidos. La imposición de nuevos embargos contra Irán supone una violación del pacto nuclear.

Los iraníes están descontentos y expresan su frustración por el paso atrás de Total. Algunos legisladores incluso han pedido multas si Total no pudo implementar el proyecto. Un legislador iraní denunció el mes pasado que Total prácticamente no había hecho nada en Irán desde la firma del contrato de Pars del Sur.

zss/rha/hnb

Comentarios