• El secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, Ali Shamjani.
Publicada: sábado, 6 de junio de 2020 6:02

El secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán niega que las negociaciones con EE.UU. hubieran llevado al intercambio de prisioneros.

“El intercambio de prisioneros entre Irán y Estados Unidos no es el resultado de negociaciones y no habrá ninguna conversación entre ellos en el futuro”, subrayó Ali Shamjani en un mensaje publicado el viernes en su perfil en Twitter.

Teherán y Washington llevaron a cabo un canje de presos el jueves, en el marco del cual Irán liberó a Michael White, un veterano de la Marina estadounidense que estaba detenido en el país desde 2018 por cargos de espionaje, mientras EE.UU. puso en libertad al doctor persa, Mayid Taheri, retenido en Norteamérica, acusado de violar las sanciones contra Irán.

El presidente estadounidense, Donald Trump, se adjudicó el jueves el éxito del proceso, afirmando que durante su mandato había traído a casa a unos 40 presos estadounidenses que se encontraban retenidos en Irán.

El magnate neoyorquino agradeció luego a Irán la liberación de White y consideró que ese gesto “muestra que un acuerdo es posible”, haciendo referencia a un acuerdo más intruso sobre el programa nuclear iraní luego de que su Administración saliera de un pacto nuclear que firmó en 2015 con Irán.

Shamjani rechazó el tuit de Trump, diciendo que el mandatario estadounidense con estas palabras busca encubrir sus fracasos en el manejo de numerosas crisis que sufre EE.UU.

“La situación de Trump es tan desesperada, ya sea con respecto a las confrontaciones internacionales o el mal manejo del coronavirus o la agitación del racismo en Estados Unidos, que su equipo no tiene más remedio que inventar éxitos artificiales para él”, se mofó el responsable persa.

El canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, a su vez, criticó la propuesta de diálogo de Trump, calificando de una “apuesta estúpida” su decisión de salirse del pacto nuclear.

El máximo diplomático persa destacó que “Irán y los otros firmantes del convenio (el Reino Unido. Francia, Rusia, China y Alemania) nunca abandonaron la mesa (de diálogo)”, para luego indicar que Trump ya es responsable de decidir cuándo quiere arreglar ese error estúpido.

La Administración de Trump ha aplicado una política de máxima presión contra Irán, que incluye la imposición de varias rondas de sanciones, amenazas militares, y una guerra psicológica y mediática, con tal de obligar a Teherán a firmar un nuevo acuerdo nuclear.

Irán, sin embargo, rechaza cualquier diálogo bajo presiones y dice que Washington debe levantar, antes que todo, los embargos económico impuestos en su contra.

ftm/ktg/hnb/msf