• El presidente de Irán, Hasan Rohani.
Publicada: sábado, 22 de agosto de 2015 8:44
Actualizada: martes, 5 de septiembre de 2017 3:36

El presidente iraní, Hasan Rohani, ha afirmado que Irán no pedirá permiso a nadie para adquirir armas y, si es necesario, venderá sus armas sin tomar en cuenta ninguna resolución.

“Compraremos armas de donde lo veamos necesario y no esperaremos el permiso de nadie y si vemos necesario vender nuestras armas, lo haremos sin tomar en cuenta cualquier resolución”, ha precisado este sábado Rohani en un discurso pronunciado con motivo del Día Nacional de la Industria Defensiva (22 de agosto) en la capitalina ciudad de Teherán.

Construiremos, ha proseguido, todas las armas necesarias para reforzar nuestras capacidades disuasivas y seguiremos este camino hasta cumplir con cada una de nuestras metas.

Rohani también ha destacado el avance y los logros de la industria defensiva iraní en los últimos años, pese a las duras sanciones del Occidente contra el país persa so pretexto de su programa de energía nuclear pacífico.

A su juicio, la industria defensiva de cualquier país muestra los anhelos de su pueblo, por lo tanto, ha señalado, Irán tampoco es una excepción ya que ha demostrado que su industria defensiva busca defender los intereses del sistema islámico y del pueblo persa de la mejor manera sin ser ninguna amenaza contra los demás países.

La estrategia de la República Islámica, ha recalcado el mandatario persa, está basada en la disuasión y la defensa, por lo tanto, ha indicado, nuestra política es eliminar las tensiones, impulsar la convergencia y crear la confianza en el mundo y eso no tienen ninguna contradicción con nuestro poder disuasivo e industria defensiva.

“¿Cuándo podemos dialogar con nuestra contra parte?, siempre que seamos poderosos (…).Tienen que ser conscientes de que si un país carece de poder, independencia y estabilidad, no puede proveer la verdadera paz (…)”, ha aducido.

Conclusión de diálogos nucleares Irán-Grupo 5+1

En otra parte de su alocución, Rohani se ha referido a la conclusión de los diálogos nucleares Irán-G5+1 y la ha calificado de “un importante evento”.

Lo que nosotros buscábamos, ha agregado, era un acuerdo ganar-ganar que beneficiara a todos, a la comunidad internacional, la región y el mundo islámico y traiga consigo la paz y estabilidad. Afortunadamente, ha señalado, eso ha ocurrido, ya que el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA), logrado el pasado 14 de julio en Viena (Austria), ha tenido un impacto positivo en el mundo.

En alusión a si el JCPOA es un buen acuerdo o no, Rohani ha explicado que puede ser un mal acuerdo, si un país busca adquirir armas de destrucción masiva, pero si busca fines pacíficos y sigue el edicto (fatwa) de su líder —refiriéndose al Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei— que prohíbe la producción y el uso de armas de destrucción masiva, es un buen acuerdo.

“En este caso, el JCPOA no tiene ningún defecto. ¿Cuál es su defecto? a lo mejor para algunos existe la incertidumbre de que si Irán ha logrado un consenso nuclear con el mundo (…) qué necesidad tiene de reforzar su poder disuasivo, construir armas, misiles y aviones. Tenemos que reforzar nuestras capacidades defensivas para que el consenso nuclear pueda durar”, ha contestado.

De hecho, ha argumentado, es imprescindible reforzar nuestras Fuerzas Armadas para proveer la estabilidad de Irán y preservar las relaciones amistosas con la región y con la comunidad internacional.

mep/ncl/msf

Comentarios