• Una arqueóloga trabaja sobre restos exhumados de un cadáver encontrado en un cementerio situado en Edimburgo (Escocia), que según se cree data de la época medieval.
Publicada: lunes, 20 de julio de 2020 10:16
Actualizada: martes, 21 de julio de 2020 5:10

Arqueólogos hallan, en la excavación de una obra de construcción vial en Escocia, un cementerio medieval con esqueletos de alrededor de 900 años de antigüedad.

Un grupo de arqueólogos realizó un hallazgo increíble luego de que las investigaciones previas al proyecto de ampliación vial del tranvía en Edimburgo (Escocia) revelaron que un cementerio de época medieval perteneciente a la iglesia parroquial South Leith se extendía muy por debajo de la superficie actual de la carretera.

Aunque recién comenzaron las excavaciones, ya han proporcionado nuevas pruebas importantes con respecto a la historia del cementerio y a la ciudad [Edimburgo, en Escocia] con el descubrimiento de lo que creemos que son los restos del muro de un cementerio medieval original”, indicó el arqueólogo del proyecto, John Lawson, citado por diario local The Scotsman.

En el lugar, además, se encontraron otros hallazgos interesantes como huesos de ballena, una bala de cañón y los restos de un gran muro de piedra.

Los investigadores del equipo Guard Archaeology fueron los responsables de desenterrar los objetos y los esqueletos en el sitio, ubicado en el bullicioso distrito portuario de Leith.

Una arqueóloga trabaja sobre restos exhumados de un cadáver encontrado en un cementerio situado en Edimburgo (Escocia), que según se cree data de la época medieval.

 

El primer día de trabajo, el equipo profesional ya había exhumado más de diez cuerpos que datan de entre los años 1300 y 1650, además de encontrar los restos originales del muro del cementerio medieval.

Una vez terminada la excavación, los restos serán examinados con la esperanza de descubrir nueva información sobre los orígenes, la salud, las enfermedades y la dieta de los pobladores de Edimburgo en la Edad Media.

El trabajo arqueológico había comenzado en noviembre del año pasado, pero se detuvo en marzo de este año por la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19, y las medidas de cuarentena adoptadas por el gobierno local.

¿Qué encontraron en la excavación?

Los huesos de ballena que desconcertaron a los expertos podrían remontarse hasta 800 años de antigüedad. Los arqueólogos también descubrieron nuevas pruebas sobre las defensas centenarias de la ciudad contra los ataques marítimos.

Otros descubrimientos incluyeron una bala de cañón del siglo XVII y los restos de un gran muro de piedra que se encuentra debajo del cruce de Bernard Street y Constitution Street, donde retiraron de forma temporal la estatua del poeta escocés Robert Burns para poder realizar las obras.

Todavía se deben realizar las pruebas de datación de carbono para determinar si los huesos pueden remontarse a la era medieval y los primeros asentamientos de Leith.

“El puerto histórico de Leith es uno de los sitios arqueológicos urbanos más importantes de Escocia y la evidencia demuestra que la ocupación de estas tierras se remonta a más de 900 años”, afirmó Lawson.

A la luz de los hallazgos en la excavación, el arqueólogo espera que se realicen nuevos descubrimientos. “Vamos a encontrar nuevos elementos que nos permitan saber cómo fue la vida de los primeros habitantes de Leith. Y así podrán contarnos su historia de cómo vivían en la Edad Media”, concluyó.

krd/ktg/myd/mjs