• Integrantes del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe), entre ellos un ciudadano chino (izqda.).
Publicada: jueves, 10 de diciembre de 2015 15:34

El grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe), que últimamente está sufriendo duros golpes en Siria e Irak, parece que está poniendo los ojos en China, el país más poblado del mundo, para reclutar combatientes.

El sitio Web Al-Hayat Media Center, el brazo mediático de la banda takfirí EIIL, divulgó recientemente una canción propagandística en mandarín, la lengua más hablada en China, en la que exhortaba a la comunidad musulmana china a levantarse en armas ante sus enemigos y unirse a las filas de Daesh, informó el miércoles el canal estadounidense CNBC.

El terrorismo es nuestro enemigo común, y ningún país es inmune a él", dijo el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Hua Chunying.

Todavía no se sabe hacia qué grupo de la población china se dirige la grabación de la banda terrorista; a la minoría musulmana uigur en la región autónoma de Xinjiang (noroeste de China), cuya mayoría no habla mandarín sino su propio idioma de origen turcomano, o probablemente a la etnia Hui, de la cual una gran parte son musulmanes que hablan mandarín.

Sea cuál sea el público al que el grupo takfirí EIIL pretende llegar con esta grabación propagandística, su mensaje ha profundizado la preocupación entre las autoridades chinas, que desde hace mucho tiempo han advertido sobre el peligro de la propagación del terrorismo hacia China y otros Estados del sudeste asiático.

Muchos consideran que la elección del idioma mandarín es una amenaza potencial a China, debido a que el país fue una de las 60 naciones identificadas como blanco de ataques terroristas de Daesh en un vídeo de propaganda que divulgó hace unas semanas.

El martes, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Hua Chunying, pidió adoptar acciones antiterroristas lo más amplias posibles en el marco de las Naciones Unidas."El terrorismo es nuestro enemigo común, y ningún país es inmune a él", agregó.

Hua Chunying, portavoz del Ministerio de Exteriores de China.

 

Las autoridades chinas no tienen bastante información del número de ciudadanos chinos que han viajado a Siria e Irak para engrosar las filas del EIIL.

En junio de 2014, el enviado especial chino a Oriente Medio, Wu Sike, estimó que había unos 100 combatientes chinos que luchan en Siria e Irak en las filas de Daesh, y se mostró profundamente preocupado por el posible regreso de éstos extremistas a China con la intención de llevar a cabo un ataque. "Después de estar inmersos en esta ideología extremista, cuando vuelvan a casa supondrán un serio reto para nuestra seguridad" declaró Wu en aquel momento. 

ftm/ktg/rba

Comentarios