• El embajador catarí en Austria y representante permanente ante la ONU en Viena, Sultan bin Salmeen al-Mansuri.
Publicada: sábado, 12 de junio de 2021 18:16

Catar exige obligar al régimen de Israel a cooperar con la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) y abrir sus reactores atómicos a sus inspectores.

El embajador catarí en la República Federal de Austria y también representante permanente ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y las organizaciones internacionales en Viena, Sultan bin Salmeen al-Mansuri, ha instado al régimen israelí a cooperar con dicho ente.

Los israelíes deben “cooperar con la AIEA en lo tocante a sus capacidades nucleares y abrir los reactores nucleares a sus inspectores”, ha aseverado Al-Mansuri durante una sesión de la Junta de Gobernadores de la AIEA celebrada en la capital austriaca.

Asimismo, se ha referido a la política que el régimen de Tel Aviv aplica a los palestinos, su incumplimiento del derecho internacional y el uso de todo tipo de armas para oprimir al pueblo palestino, y se ha manifestado profundamente preocupado ante “la aterradora posibilidad” del empleo de armas nucleares en la zona.

“La reciente agresión israelí contra Gaza, así como el uso excesivo y desproporcionado de la fuerza contra la población civil y la destrucción de infraestructuras civiles, enfurecieron a la opinión pública mundial, incluso a los israelíes”, ha recalcado Al-Mansuri, que también ha cuestionado el hecho de que el régimen israelí se comporte de forma responsable y utilice sus armas en conformidad con lo que establece el derecho internacional.

 

De acuerdo con el representante catarí, todos los países árabes, incluido Catar, se han adherido al Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP), y han ratificado y adoptado todas las resoluciones internacionales que piden que la región de Asia Occidental esté libre de armas nucleares, “mientras que Israel se niega a participar en estos esfuerzos”.

En esta misma línea, Al-Mansuri ha instado a la comunidad internacional y a las instituciones pertinentes a que apoyen el objetivo de liberar Asia Occidental de las armas nucleares y a que adopten medidas prácticas para lograr ese objetivo, “basándose en su responsabilidad legal y moral”.

Al responder a las alegaciones del representante israelí en la AIEA contra Catar, le ha solicitado que deje de pronunciar “discursos de incitación y de borrar deliberadamente los hechos”, además de conminarle a que no eluda revelar la verdad sobre las capacidades nucleares de los israelíes.

El régimen israelí, con el apoyo político y militar de EE.UU., nunca ha sometido sus instalaciones nucleares a las salvaguardias totales de la AIEA, y tampoco ha permitido inspeccionar sus centros nucleares, además de que hace oídos sordos a las peticiones internacionales para que suscriba el TNP.

Pese a que Israel nunca ha revelado la cantidad de armas atómicas que posee, las estimaciones realizadas sobre el tamaño de sus reservas nucleares oscilan entre 80 y 300 ojivas, de acuerdo con un reporte publicado en octubre de 2019 por el portal estadounidense The National Interest.

nsh/anz/shz/hnb