• Unos niños juegan al fútbol en una de las favelas de Río de Janeiro, 27 de mayo de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 6 de diciembre de 2018 0:09
Actualizada: jueves, 6 de diciembre de 2018 0:55

La proporción de pobreza en Brasil subió de 52,8 millones en 2016 a 54,8 millones en 2017, según el Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE).

“La proporción de las personas pobres en Brasil era del 25,7 % de la población en 2016 y subió a un 26,5 % en 2017. En números absolutos, este contingente pasó de 52,8 millones a 54,8 millones de personas, en ese período”, ha informado este miércoles el IBGE a través de un comunicado.

Esta cifra de pobres en Brasil supera a la población total de países como Colombia, Argentina o España.

Los datos presentados por el IBGE están basados en los parámetros del Banco Mundial (BM), que considera en situación de pobreza a aquellos ciudadanos que sobreviven con hasta 5,5 dólares al día o menos de 406 reales al mes (unos 127 dólares al tipo de cambio promedio de 2017).

A pesar de que en 2017 el país latinoamericano salió de la recesión y hubo un leve crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), el aumento de la pobreza en Brasil es atribuido a la crisis económica. En 2015 y 2016, el PIB del país se derrumbó un 3,5 % cada año, y en 2017 registró un tímido crecimiento del 1 %.

La proporción de las personas pobres en Brasil era del 25,7 % de la población en 2016 y subió a un 26,5 % en 2017. En números absolutos, este contingente pasó de 52,8 millones a 54,8 millones de personas, en ese período”, ha informado el Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE).

 

De acuerdo con el IBGE, la extrema pobreza, aquellos que viven con menos 1,90 dólares al día, pasó de 13,5 millones en 2016 a 15,2 millones en 2017, el 7,7 % de la población.

Asimismo, los datos arrojan que Brasil sigue siendo uno de los países más desiguales del mundo; en promedio, los más ricos llegan a ganar 17,6 veces más que los más pobres.

En agosto, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef, por sus siglas en inglés) aseveró en un informe que de cada diez niños brasileños seis viven en la pobreza.

Desde la llegada de Michel Temer a la Presidencia de Brasil tras el golpe parlamentario a la expresidenta Dilma Rousseff en 2016, la situación, tanto económica como social, de la nación suramericana se ha agravado gracias a la agenda neoliberal impulsada por el gobierno de facto.

jrd/anz/mtk/mkh

Comentarios