• Arce: Resultado de elecciones evidencia la victoria de Evo en 2019
Publicada: sábado, 24 de octubre de 2020 15:10
Actualizada: miércoles, 28 de octubre de 2020 18:34

El presidente electo de Bolivia, Luis Arce, asevera que la victoria del MAS en estas elecciones demuestra que Evo Morales ganó las presidenciales en 2019.

En una entrevista con el diario argentino Página 12 publicada el jueves, el representante del Movimiento al Socialismo (MAS) ha subrayado que la derecha desde 2005 nunca ha ganado las elecciones y el único mecanismo con el que contaba para hacerse con el poder era el “golpe de Estado”.

La continuidad democrática siempre se ha volcado por la izquierda en Bolivia. […] El apabullante triunfo del MAS indica que en 2019 Evo había ganado la elección”, explica.

El mandatario electo asegura que cambiará a los altos mandos del Ejército y de la Policía que estuvieron involucrados en el golpe.

 

Además, en su criterio, el resultado de los comicios del 18 de este octubre provocará cambios políticos en la región. “El proceso ecuatoriano puede enmarcar otro hito en la política sudamericana. Este es un mensaje para los compañeros de América Latina. Se vienen vientos de cambio en un momento económico diferente”, ha vaticinado Arce.

Conforme anunciaron el viernes las autoridades electorales bolivianas, Arce ganó las elecciones presidenciales con casi 3,4 millones de votos, un 55,10 por ciento del total.

Arce, de 57 años, que fue el artífice del “milagro económico” del Gobierno del presidente Evo Morales (2006-2019), consiguió su victoria gracias al capital político de su mentor y a las esperanzas de un retorno a la prosperidad perdida, en un país azotado por el coronavirus y la crisis económica.

Con la asunción de Arce al poder, se pone fin al gobierno de facto que rige en Bolivia desde la renuncia de Morales y que hizo lo imposible para perpetuarse en el poder, por ejemplo, postergando las elecciones y persiguiendo a quienes conformaron el Gobierno de Morales.

Los comicios en los que Arce resultó vencedor se celebraron 363 días después del golpe de Estado en Bolivia orquestado por la oposición y la Organización de los Estados Americanos (OEA) y apoyado por EE.UU., y que forzó la renuncia a la Presidencia de Evo Morales.

msm/hnb/nii/