• El ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Heiko Maas, París, 16 de octubre de 2018. (Fuente: AFP).
Publicada: domingo, 21 de octubre de 2018 0:31

El ministro de Exteriores de Alemania, Heiko Maas, pide suspender la venta de armas a Riad hasta que las investigaciones del caso Jamal Khashoggi se esclarezcan.

Maas ha recomendado al Ejecutivo liderado por la canciller Angela Merkel, suspender las negociaciones de ventas de armas a Arabia Saudí tras conocerse que la Fiscalía general del país árabe admitió que el periodista crítico de los Al-Saud murió en el consulado saudí de Estambul (Turquía).

“Hasta que esas preguntas sigan sin respuesta, no puedo imaginar que hay una base positiva en el Gobierno alemán para aprobar las exportaciones de armas hacia Arabia Saudí”, ha declarado Maas el sábado en una entrevista con el canal alemán ARD.

El asesinato de Khashoggi ha tenido una fuerte repercusión entre algunos líderes opositores al Gobierno de Merkel, tal es el caso de, Omid Nouripour, portavoz del partido Los Verdes, que tras conocer la “versión saudí” exigió que se dé por finalizada la cooperación estratégica con Riad y paralizar las exportaciones de armas.

Cuesta creer que la familia saudí tome a la opinión pública por tan estúpida”, ha señalado Nouripour quien además ha pedido que los empresarios alemanes boicoteen la cumbre económica saudí que se celebrará a finales de este mes en ese país árabe.

Hasta que esas preguntas (sobre la muerte del periodista saudí Jamal Khashoggi) sigan sin respuesta, no puedo imaginar que hay una base positiva en el Gobierno alemán para aprobar las exportaciones de armas hacia Arabia Saudí”, ha declarado el ministro de Exteriores de Alemania, Heiko Maas.

 

Por su parte, Lars Klingbeil, secretario general del Partido Socialdemócrata (SPD), ha demandado que después de “un procedimiento tan increíble” la relación de Alemania con Arabia Saudí debería revisarse, lo que también afectaría la exportación de armas a Riad.

En los primeros momentos de la desaparición del periodista, los países europeos no tuvieron una reacción adecuada al respecto, sin embargo, después de que Fiscalía general saudí confirmara el sábado la muerte de Khashoggi, Berlín calificó de “insuficientes” las explicaciones de Riad sobre las circunstancias del fallecimiento del periodista y el Reino Unido exigió que los responsables sean juzgados por sus actos.

Khashoggi vivía en el exilio desde 2017 en Estados Unidos, donde colaboraba, especialmente con el diario estadounidense The Washington Post, era crítico del príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salmán, patrocinador y defensor de la guerra saudí contra Yemen, y autor del secuestro del premier libanés, Saad Hariri.

lvs/rha/mjs/mkh

Comentarios