• Monumento del Holocausto de Berlín, construido en casi 2 hectáreas del centro de la capital alemana por iniciativa de lobbies sionistas.
Publicada: sábado, 6 de enero de 2018 23:03

La alianza derechista de la canciller de Alemania, Angela Merkel, pretende que la ley obligue a los inmigrantes a estar de acuerdo con la ocupación israelí de Palestina, entre otros criterios de supuesto ‘antisemitismo’, so pena de ser expulsados.

“Aquellos que rechacen la vida judía en Alemania o cuestionen el derecho a la existencia de Israel no pueden tener un lugar en nuestro país”, reza un fragmento recogido este sábado por el portal Politico.eu de la propuesta de ley, que prepara la coalición CDU/CSU (siglas alemanas de Unión Demócrata Cristiana de Alemania y Unión Social Cristiana de Baviera).

La presentación del borrador de ley se hará el próximo día 27, “Día de Recuerdo del Holocausto”, instaurado en 2005 por la Asamblea General de Naciones Unidas (AGNU) en el 60º aniversario de la liberación de los campos de trabajo alemanes de Auschwitz-Birkenau, en Polonia.

De aprobarse la iniciativa, los inmigrantes declarados culpables de mantener un “discurso de odio antisemítico” serán expulsados del país, de acuerdo con procedimientos establecidos por el Parlamento alemán (Bundestag) en 2016, en plena ola migratoria y de refugiados propiciada por la crisis siria.

El vicepresidente del grupo parlamentario de la CDU/CSU, Stephan Harbarth, en defensa de la creación de este delito de opinión de orientación proisraelí, ha dicho que “debemos oponernos con resolución al antisemitismo de los inmigrantes de origen árabe y de países africanos”.

Aquellos que rechacen la vida judía en Alemania o cuestionen el derecho a la existencia de Israel no pueden tener un lugar en nuestro país”, establece un proyecto de ley alemán contra el “antisemitismo”.

 

El anuncio coincide con la detención en Múnich (sur de Alemania) —por haber declarado que “el Holocausto es la mayor mentira de la historia”— de la ecologista germano-canadiense Monika Schaefer, que asistía a un nuevo juicio a la abogada Sylvia Stolz (también por “negar el Holocausto”). La detención, ocurrida el miércoles, ha sido celebrada por la sección canadiense de la organización sionista B’nai B’rith.

Stolz ha estado ya varias veces en la cárcel (al igual que su marido, Horst Mahler) por denunciar falsedades e inverosimilitudes en el relato sobre “el Holocausto” difundido por los Aliados tras su victoria en la IIª Guerra Mundial, además de la imposibilidad incluso para los abogados de defender a sus clientes cuando son acusados de “negacionismo”.

El supuesto plan de exterminio de los judíos por el Gobierno nacionalsocialista alemán (1933-1945), difundido como rumor propagandístico durante la guerra y considerado probado en los juicios de Núremberg (1945-1946), sirvió para justificar la partición de Palestina y el establecimiento del régimen de ocupación israelí, además del cobro de multimillonarias indemnizaciones hasta el día de hoy y otros beneficios políticos.

mla/ncl/krd/mkh

Commentarios