• Yemeníes inspeccionan los cuerpos de las víctimas un día después de los ataques aéreos saudíes en Saada, norte de Yemen, 22 de enero de 2022. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 23 de enero de 2022 17:19

MSF rechaza las declaraciones de la llamada coalición liderada por Riad y confirma que sus bombas sí destruyeron una cárcel en Yemen matando a decenas de civiles.

Mediante un comunicado emitido este domingo, los Médicos Sin Fronteras (MSF) han condenado el brutal ataque de la llamada coalición, liderada por Arabia Saudí, contra una prisión en la provincia yemení de Saada (norte), que acabó con la vida de 82 personas y dejó heridas a otras 266.

La ‘colación’ saudí negó el sábado haber atacado la prisión de Saada y denunció un supuesto acto de “desinformación” por parte de los comités populares yemeníes. Sin embargo, dos miembros del personal de MSF que residen en la misma ciudad, han confirmado haber escuchado aviones de combate y luego tres explosiones separadas.

“No hay forma de negar que se ha tratado de un ataque aéreo. Todo el mundo en la ciudad de Saada pudo escucharlo”, ha señalado uno de los miembros del personal de MSF en la zona, bajo condición de anonimato. “Vivo a un kilómetro de la prisión y mi casa temblaba por las explosiones”, ha añadido.

 

El jefe de la misión de MSF en Yemen, Ahmed Mahamat, ha denunciado que el ataque aéreo a Saada es el último de una larga lista de agresiones injustificables de Arabia Saudí y sus aliados contra escuelas, hospitales, mercados, bodas y cárceles.

“Desde el comienzo de la guerra, hemos sido testigos con frecuencia de los terribles efectos de los bombardeos indiscriminados de la coalición en Yemen, que ha atacado incluso a nuestros propios hospitales”, ha indicado Mahamat.

Desde marzo de 2015, Riad y sus aliados comenzaron una brutal campaña bélica contra la nación yemení, con el fin de restaurar en el poder al expresidente fugitivo yemení Abdu Rabuh Mansur Hadi y aplastar el movimiento de resistencia popular Ansarolá.

Sin embargo, las fuerzas yemeníes y los comités populares aliados se hacen cada vez más fuertes, de modo que los agresores no han logrado ninguno de sus objetivos y su agresión solo ha provocado la muerte y desplazamiento de millones de los civiles yemeníes, así como la destrucción de la infraestructura y la propagación de hambruna y enfermedades infecciosas en el país más pobre del mundo árabe.

rth/tqi/hnb