• La sede del Ministerio venezolano de Exteriores en Caracas, capital venezolana.
Publicada: miércoles, 6 de diciembre de 2017 23:03
Actualizada: jueves, 7 de diciembre de 2017 0:00

El Gobierno de Venezuela condena la decisión del presidente de EE.UU., Donald Trump, de reconocer a Al-Quds (Jerusalén) como la capital del régimen israelí.

“El Gobierno Bolivariano de Venezuela rechaza toda acción arbitraria, unilateral e inconsulta que busque afianzar la presencia ilegal de Israel sobre el territorio palestino ocupado y su anexión de facto de la ciudad de Jerusalén”, denuncia la Cancillería venezolana mediante un comunicado publicado este miércoles.

Asimismo, condena la decisión anunciada, esa misma jornada, por el inquilino de la Casa Blanca, de trasladar la embajada de Washington de Tel Aviv a Al-Quds, mientras censura que esa iniciativa “socava la soberanía del Estado y el pueblo palestino y atenta contra la paz y estabilidad de la región”.

El canciller venezolano, Jorge Arreaza, a su vez, mediante su cuenta en la red social Twitter, ha repudiado la medida de EE.UU. y exigido “respeto a las resoluciones de la ONU (Organización de las Naciones Unidas)” sobre ese asunto. Igualmente, ha transmitido la solidaridad de Caracas con el pueblo palestino.

El Gobierno Bolivariano de Venezuela rechaza toda acción arbitraria, unilateral e inconsulta que busque afianzar la presencia ilegal de Israel sobre el territorio palestino ocupado y su anexión de facto de la ciudad de Jerusalén”, denuncia la Cancillería venezolana en un comunicado.

A pesar de todas las críticas, el presidente de EE.UU. ha acabado reconociendo oficialmente a Al-Quds como la capital del régimen israelí y ha ordenado que la embajada de Estados Unidos se traslade de Tel Aviv (oeste de la Palestina ocupada) a esa ciudad. Su declaración ya ha generado una ola de condenas.

La ONU, la Unión Europea (UE), Bolivia, Cuba, Irán, Rusia y los principales países árabes, entre otros, han rechazado la decisión de Trump, pues, conforme han advertido, conllevará consecuencias peligrosas para la región.

Los palestinos consideran el este de Al-Quds como la capital de su futuro Estado. La comunidad internacional rechaza la soberanía israelí sobre la zona oriental de la ciudad, ocupada por Israel desde la Guerra de los Seis Días, en 1967, y anexionada después en 1980.

mnz/anz/aaf/rba

Commentarios