• Los cancilleres de Venezuela y España, Jorge Arreaza (2º dcha.) y Alfonso Dastis (2º izda.), respectivamente, 13 de septiembre de 2017.
Publicada: miércoles, 13 de septiembre de 2017 18:00
Actualizada: miércoles, 13 de septiembre de 2017 18:33

Venezuela invita a España a una relación basada en la ‘no injerencia’ y pide que no apoye a los opositores venezolanos que ‘sabotean el diálogo’.

“El ministro Arreaza destacó la inconveniencia de amparar sectores que sabotean el diálogo y promuevan la violencia, ya que se requiere un respaldo sincero al diálogo”, subraya el comunicado de la Cancillería venezolana, publicado este miércoles.

Según el texto, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, ha expresado a su homólogo español, Alfonso Dastis, la voluntad del Gobierno de Caracas de “construir relaciones sobre la base del respeto a los principios de la cooperación, el derecho internacional, la no injerencia en asuntos internos y la autodeterminación de los pueblos”.

Además, Arreaza ha saludado el apoyo de Dastis, al proceso de diálogo en Venezuela, propiciado por el presidente, Nicolás Maduro, y auspiciado por el presidente dominicano, Danilo Medina, y el expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero.

El ministro Arreaza destacó la inconveniencia de amparar sectores que sabotean el dialogo y promuevan la violencia, ya que se requiere un respaldo sincero al diálogo”, subraya la Cancillería venezolana en un comunicado.

 

Durante su estancia en Madrid, capital de España, Arreaza ha manifestado su “preocupación por la errada visión” de España, desde donde se han generado numerosas declaraciones en contra del Gobierno de Maduro y su iniciativa de una Asamblea Nacional Constituyente (ANC) que funge desde agosto.

Las relaciones entre Caracas y Madrid pasan por un periodo de tensiones, mayormente por las injerencias en sus asuntos que ve el Gobierno venezolano en las declaraciones o acciones de las autoridades españolas, a quienes acusa de respaldar a la oposición.

No obstante, Arreaza y Dastis han acordado mejorar y desarrollar las relaciones entre España y Venezuela y “avanzar en una agenda bilateral de trabajo hacia el futuro inmediato”, culmina el comunicado oficial.

La postura a favor de la oposición venezolana ha recibido críticas no solo de Caracas; el partido español Podemos acusó al Gobierno de Madrid de usar el tema venezolano para tapar la corrupción en su contra. Otro partido español, Izquierda Unida (IU), ha tildado la oposición de golpista.

bhr/ncl/snr/hnb

Commentarios