• El edificio del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela
  • El defensor del pueblo de Venezuela, Tarek Williams Saab.
Publicada: domingo, 7 de junio de 2015 21:21

El Poder Judicial de Venezuela ha tachado de “injerencistas” las declaraciones del Gobierno de EE.UU. sobre el estado de salud de los ultraderechistas Leopoldo López y Daniel Ceballos.

Tras rechazar toda acción injerencista extranjera en asuntos judiciales internos, la presidenta del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), la magistrada Gladys María Gutiérrez Alvarado, ha anunciado este domingo que las autoridades estadounidenses no tienen ningún derecho a hablar de los presos quienes trataban de perturbar la paz en el país.

Tales reacciones se han producido después de que uno de los portavoces del Departamento de Estado estadounidense declarara hace unos días su profunda preocupación por la salud de los opositores procesados, Leopoldo López y Daniel Ceballos.

La magistrada, también, ha reiterado que las prácticas inadmisibles nunca afectarán la postura judicial del país y el Poder Judicial siempre está decidido a cumplir con los principios de la Constitución y las leyes de la República Bolivariana de Venezuela.

Leopoldo López (drch) y Daniel Ceballos

 

En referencia al termino “prisioneros políticos” utilizado por el Departamento de Estado estadounidense, Alvarado ha aclarado que López y Ceballos no son prisioneros políticos, ellos son considerados como los violadores de los principios de la Carta Magna venezolana.

Por su parte, el defensor del pueblo de Venezuela, Tarek Williams Saab, ha declarado la misma jornada que la huelga de hambre de estos dos opositores no es la forma adecuada de materializar sus demandas, porque más bien la huelga puede traerles graves problemas de salud.

Ha subrayado que los detenidos disfrutan de todos los derechos que un preso pueda tener, agregando que a López se le ha permitido la visita de sus abogados y de sus familiares.

También, la fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, solicitó a principios de Junio que el líder opositor López desde el inicio de su huelga de hambre reciba atención médica adecuada.

Leopoldo López, a través de un video, anunció que desde el 24 de mayo iniciaba una huelga de hambre hasta que el Gobierno cumpla una serie de peticiones, entre las que se encuentra la liberación de quienes la oposición considera “presos políticos”.

López está acusado de conspirar y provocar la violencia en las protestas antigubernamentales de 2014 en algunas ciudades venezolanas, especialmente Caracas (capital), con respaldo extranjero, en particular de EE. UU., con el fin de llevar a cabo un golpe de Estado.

Las protestas antigubernamentales registradas en 2014 en Venezuela

 

Las violentas manifestaciones acabaron con la vida de más de 40 personas y dejaron centenares de heridos, además de causar considerables daños a edificios gubernamentales.

En reiteradas ocasiones, el Gobierno venezolano ha advertido sobre las acciones de la extrema derecha, que con el apoyo de Occidente, intenta desestabilizar el país de cara a las elecciones legislativas previstas para el último trimestre de 2015.

alg/rha/kaa

Comentarios