• Maduro afirma que EEUU ordenó violentar Venezuela sin conseguirlo
Publicada: miércoles, 5 de abril de 2017 13:19
Actualizada: miércoles, 5 de abril de 2017 18:26

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, asegura que la ‘derecha fascista’ recibió desde EE.UU. la orden de violentar las calles de Venezuela.

“Alerta porque estamos en batalla, desde el norte le dieron la orden a la derecha fascista, derrotada de llenar las calles de Venezuela de violencia. Hoy intentaron de manera fallida (...) y puedo decir: triunfó la paz en Caracas, en Venezuela otra vez, con el pueblo, con la unión cívico-militar” expresó el martes el mandatario venezolano desde el estado Apure (suroeste).

A continuación, urgió a rechazar los llamados a la violencia de la derecha y a “dar la batalla por la paz, por la democracia profunda, popular y protagónica”, poniendo de relieve que la lucha más importante consiste en seguir construyendo el socialismo.

Alerta porque estamos en batalla, desde el norte le dieron la orden a la derecha fascista, derrotada de llenar las calles de Venezuela de violencia. Hoy intentaron de manera fallida (...) y puedo decir: triunfó la paz en Caracas, en Venezuela otra vez, con el pueblo, con la unión cívico-militar” expresó el mandatario venezolano, Nicolás Maduro

El martes, Venezuela fue escenario de actos violentos protagonizados por la derecha.Tras estas acciones la Guardia Nacional Bolivariana y la Policía Nacional Bolivariana actuaron bajo el marco de las leyes para preservar la paz y la tranquilidad del país.

Maduro, en otra parte de sus declaraciones, se dirigió a la oposición para recordarle que el 2018 se realizarán las elecciones presidenciales. “Pónganse las pilas, porque el próximo año hay elecciones y le vamos a dar una ‘pela’ —paliza—, para que aprenda a respetar al pueblo”, subrayó el dignatario.

 

Las tensiones en Venezuela se agudizaron la semana pasada cuando el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) anuló las funciones de la Asamblea Nacional (AN), controlada por la oposición. No obstante, la decisión se revirtió al poco.

En este contexto, la Organización de Estados Americanos (OEA), realizó el lunes una sesión urgente para analizar la situación en Venezuela, pese a que Bolivia, como presidente pro témpore del Consejo Permanente del organismo la suspendiera en la misma mañana de lunes.

Finalmente, la OEA aprobó una declaración que afirma que en Venezuela existe una “grave alteración inconstitucional del orden democrático”. El jefe de Estado venezolano rechazó esa resolución y calificó al ente de corte inquisitoria antivenezolana.

En reiteradas ocasiones, el presidente venezolano ha acusado a EE.UU. de librar una guerra contra su país, apoyando a la oposición, para derrocar su gobierno y desestabilizar el país, pero advierte de que Washington no podrá ganarla.

mnz/ncl/alg/hnb

Commentarios