• Los presidente de EE.UU., Donald Trump (dcha.) y de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, en una rueda de prensa conjunta en Washington.
Publicada: domingo, 8 de octubre de 2017 23:47
Actualizada: lunes, 9 de octubre de 2017 3:14

Turquía suspende todos los servicios de visados para los ciudadanos estadounidenses, salvo de inmigración, respondiendo a una decisión similar de Washington.

Esta decisión turca viene horas después de que la embajada de EE.UU. en Ankara (capital turca) informara este domingo de que suspenderá temporalmente la emisión de visados para viajar a EE.UU., con el objetivo de minimizar el número de visitantes a sus legaciones en ese país por “motivos de seguridad”.

“Los sucesos recientes han forzado al Gobierno de EE.UU. a volver a evaluar el compromiso del Gobierno de Turquía con la seguridad de las legaciones estadounidenses y su personal”, reza el comunicado emitido por la embajada estadounidense.

Pero, las restricciones del Gobierno turco aparentemente van más allá de las aprobadas por las autoridades estadounidenses, abarcan “visas en pasaportes, así como visas electrónicas y visas adquiridas en la frontera”, además de las entregadas por sus misiones diplomáticas en el país norteamericano.

Los sucesos recientes han forzado al Gobierno de EE.UU. a volver a evaluar el compromiso del Gobierno de Turquía con la seguridad de las legaciones estadounidenses y su personal”, reza el comunicado emitido por la Embajada de EE.UU. en Turquía.

“Acontecimientos recientes han obligado al gobierno turco a evaluar el compromiso del gobierno de Estados Unidos con la seguridad de las instalaciones y el personal de las misiones turcas”, señala la embajada turca en Washington D.C. en una declaración publicada en su cuenta de Twitter.

De hecho, el anuncio turco repite, palabra por palabra, el difundido por la embajada estadounidense, que suspendió los servicios de visados con el pretexto de la detención de un empleado suyo la semana pasada.

El empleado fue arrestado por orden de un tribunal de Estambul en la tarde del miércoles por acusaciones de mantener vínculos con el grupo del opositor predicador turco autoexiliado en EE.UU., Fethulá Gülen, a quien Ankara responsabiliza del fallido golpe de Estado del año pasado contra el presidente Recep Tayyip Erdogan.

Las relaciones bilaterales entre Washington y Ankara se ven afectadas por la negativa de EE.UU. de extraditar a Turquía al clérigo Gülen, además del apoyo estadounidense a las milicias kurdas en Siria, catalogadas por Turquía como “terroristas”.

mjs/rha/krd/hnb

Commentarios