• Una imagen representativa de la catastrófica erupción del volcán del Vesubio en el año 79 d.C, el 24 de agosto.
Publicada: jueves, 23 de enero de 2020 19:24
Actualizada: viernes, 24 de enero de 2020 0:58

Un grupo de expertos italianos hallan un cerebro vitrificado de una víctima de la gran erupción del volcán Vesubio, de hace casi dos milenios.

Tiene el aspecto de una piedra negra brillante. En realidad se trata de un fragmento vitrificado del cerebro de una víctima de la erupción del volcán Vesubio (al sureste de la actual Nápoles) que sepultó las ciudades de Pompeya y Herculano en el año 79, hace casi 2000 años, un hallazgo excepcional realizado por un equipo de expertos italianos.

La erupción del año 79 d.C fulminó en el momento a este hombre, quemando su grasa y tejidos corporales, mientras que su cráneo explotó y la materia cerebral quedó vitrificada por efecto de unas temperaturas que podían llegar a los 520 grados centígrados.

El descubrimiento fue presentado por el New England Journal of Medicine y fue hallado en las ruinas de Herculano, una de las ciudades del imperio romano cercana a Pompeya y que quedaron sepultadas por la erupción del Vesubio.

Los expertos, que han estado estudiando durante décadas los restos de la población arrasada por lava, cenizas y gases venenosos, estaban intrigados por esa piedra delicada, una suerte de cristal negro, en realidad un cerebro humano.

Se trata de la primera vez que se descubren restos de un cerebro humano conservado en este estado por causa de una erupción, ha explicado este jueves el antropólogo Pier Paolo Petrone, responsable del hallazgo, que se dio en el interior de un edificio de Herculano, cerca de Nápoles.

La erupción del Vesubio, que ha sido comparada al equivalente a 100 000 bombas atómicas como la de Hiroshima, provocó la caída de piedras y nubes de gases así como una gran ola de lava hirviente, la nube piroclástica, de ceniza y piedra incandescente, que se desplomó del cielo, algo apocalíptico.

tmv/lvs/mag/rba

Comentarios