• Integrantes de uno de los grupos apoyados por Occidente durante combates con fuerzas del Gobierno sirio.
Publicada: viernes, 6 de noviembre de 2015 23:35
Actualizada: sábado, 7 de noviembre de 2015 1:02

Desde el lanzamiento de operativos antiterroristas a gran escala en Siria, Arabia Saudí ha intensificado su apoyo a los grupos armados que operan en suelo sirio.

Aunque el apoyo de Arabia Saudí a la oposición nunca se ha detenido, ahora se ha visto intensificado a una escala sin precedentes”, ha indicado este viernes una fuente diplomática cercana a Damasco a la agencia británica Reuters.

Aunque el apoyo de Arabia Saudí a la oposición nunca se ha detenido, ahora se ha visto intensificado a una escala sin precedentes”, ha explicado una alta fuente diplomática cercana a Damasco a la agencia británica Reuters.

La fuente, que prefirió el anonimato, ha precisado que la medida saudí intenta frenar las recientes operaciones antiterroristas que el Ejército de Damasco lleva a cabo en coordinación con las incursiones de cazas rusos.

En concreto, ha agregado, Riad ha incrementado el suministro de misiles anti-tanques guiados BGM-71 TOW, de fabricación estadounidense, a los grupos armados considerados por EE.UU. y sus aliados como “rebeldes moderados” mientras Damasco los cataloga de “terroristas”.

En esta misma línea, una segunda fuente citada por el mismo medio ha puntualizado que “Arabia Saudí se encuentra en un estado de demencia, que ha llegado a su máximo” como se manifiesta con el envío de lanzacohetes Tow a los grupos armados sirios, vinculados al llamado Ejército Libre Sirio (ELS).

Refiriéndose a las operaciones sirias, las fuentes han recalcado que las batallas en el sur de la provincia noroccidental de Alepo se encuentran en la prioridad de Damasco y sus aliados, sobre todo de la Aviación rusa.

Desde el pasado 30 de septiembre, Rusia está bombardeando con sus aviones militares las posiciones del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) y otras bandas extremistas en respuesta a la solicitud del presidente sirio, Bashar al-Asad, a Moscú de asistencia militar para combatir a los grupos terroristas.

Un avión de guerra ruso parte del aeródromo de la ciudad costera siria de Latakia para realizar un ataque aéreo contra objetivos de Daesh. 

 

Los bombardeos rusos han permitido que el Ejército sirio logre destacados avances a lo largo del país, pues ha arrebatado grandes porciones de terreno a los takfiríes.

Mientras Washington y varios de sus aliados europeos y de la región se manifiestan en contra de las operaciones de Moscú en Siria, las autoridades de este país árabe —e incluso la mayoría de los estadounidenses consultados por la cadena Fox News— se han mostrado satisfechos con la eficacia de la campaña rusa.

mjs/ncl/rba