• Integrantes de un grupo armado reciben entrenamiento militar en la región de Quta Oriental, sur de Damasco, capital de Siria.
Publicada: miércoles, 23 de septiembre de 2015 23:37
Actualizada: viernes, 25 de septiembre de 2015 23:47

Los elementos entrenados por EE.UU., so pretexto de combatir al grupo takfirí EIIL, han traicionando a sus propios patrocinadores estadounidenses y han puesto sus armas al servicio de Al-Qaeda en Siria.

Combatientes de la llamada División 30, entrenada por Estados Unidos, han entregado sus armas y municiones al Frente Al-Nusra, después de volver a entrar en Siria, informó el martes el diario británico The Telegraph.

Una fuerte bofetada para los Estados Unidos...El nuevo grupo de la División 30 que entró ayer entregó todas sus armas al Frente Al-Nusra después de haber recibido el paso seguro", dice Abu Fahd al-Tunisi, un miembro del Frente Al-Nusra.

Según la fuente, la División 30 fue la primera banda, cuyos miembros recibieron entrenamiento militar como parte de un programa de EE.UU. en Turquía, con el fin de crear una fuerza sobre el terreno en Siria para luchar contra el grupo takfirí EIIL (Daesh, en árabe).

Mediante un mensaje publicado en su cuenta de Twitter, Abu Fahd al-Tunisi, un miembro del Frente Al-Nusra, asegura: "una fuerte bofetada para los Estados Unidos...El nuevo grupo de la División 30 que entró ayer entregó todas sus armas al Frente Al-Nusra después de haber recibido el paso seguro".

Asimismo añade que los denominados "rebeldes moderados" depusieron "una gran cantidad de municiones", además de entregar sus vehículos Pick-up.

Terroristas del Frente Al-Nusra en Siria.

 

Por su parte, otro integrante de Al-Nusra ha declarado que el comandante de la División 30, Anas Ibrahim Obaid, explicó a los líderes del grupo terrorista que había engañado a la denominada coalición anti-EIIL dirigida por EE.UU, porque necesitaba armas.

Este miércoles, el Mando Central de EE.UU. (CENTCOM), en un comunicado, ha negado que los rebeldes sirios entrenados por Washington hayan desertado para apoyar al Frente Al-Nusra.

“El Mando Central de EE.UU. no tiene ninguna indicación de que combatiente alguno de las Nuevas Fuerzas Sirias haya desertado para sumarse al Frente Al-Nusra, al contrario (de lo que dicen) informes de prensa y redes sociales”, señala el documento.

El domingo, Rami Abdel Rahman, director del opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), informó que unos 75 combatientes entrenados en un campo cerca de la capital turca, Ankara, entraron entre el viernes y el sábado a la provincia de Alepo, noroeste de Siria.

El pasado mes de julio, el grupo terrorista Frente Al-Nusra indicó que había secuestrado a unos 60 miembros del primer grupo entrenado por EE.UU. en el norte de Siria y advirtió a los demás que abandonaran suelo sirio.

El jefe del Centcom, Lloyd Austin, en una comparecencia ante el Congreso, reconoció la semana pasada que el programa de su país para entrenar a los llamados “rebeldes moderados” para combatir al Gobierno sirio resultó un fracaso.

En este contexto, un alto responsable estadounidense de Defensa afirmó el jueves a la publicación estadounidense The Wall Street Journal, bajo condición de anonimato, que Washington está considerando un cambio fundamental en su fracasado programa de entrenamiento de milicianos para Siria y buscando alternativas para evitar que el plan colapse por completo.

mkh/anz/rba

Comentarios