• Una combatiente de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) enarbola la bandera de esta milicia, 17 de octubre de 2017.
Publicada: domingo, 7 de enero de 2018 18:19
Actualizada: domingo, 7 de enero de 2018 18:50

Estados Unidos ha anunciado que, en un futuro cercano, enviará diplomáticos a las zonas bajo el control de las fuerzas kurdas en el norte de Siria, una medida que sería el primer paso hacia el reconocimiento de un ‘país kurdo’ en el norte de Siria.

Según ha informado este domingo el diario árabe Al-Sharq al-Awsat citando a un destacado oficial occidental —que ha preferido el anonimato—, Estados Unidos, mediante su recién anunciada medida para enviar más diplomáticos estadounidenses a las zonas norteñas de Siria, busca dar el primer paso concreto para reconocer la existencia de un ‘país kurdo’ en el norte del territorio sirio.

De este modo, afirma el oficial, Washington busca apoderarse de los concejos locales, adiestrar a suficientes personas para que trabajen en instituciones gubernamentales (del ‘país kurdo’), y facilitar los fondos y el capital necesarios para reparar y mejorar las infraestructuras en las zonas bajo el control de las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), apoyadas por Estados Unidos, que en total ocupan una zona que triplica el tamaño de El Líbano.

Además, ha revelado que la Administración del presidente estadounidense, Donald Trump, ya está en proceso de desarrollar una nueva estrategia para Siria, conforme a la cual, uno de los principales objetivos de EE.UU. sería facilitar la creación de un Estado kurdo en el norte de Siria y, después, prestar su apoyo diplomático para que sea reconocido en el mundo.

 

En la actualidad, las FDS tienen bajo su control grandes zonas que anteriormente estaban en poder del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe), incluido el antiguo bastión de este grupo, Al-Raqa, y no ceden el control de las mismas a las autoridades sirias, por lo que Damasco reconoce a dicha ciudad y a las áreas bajo el control de las FDS como zonas ocupadas.

El Gobierno de Siria, encabezado por el presidente Bashar al-Asad, ha denunciado en varias ocasiones los supuestos planes y esfuerzos de Estados Unidos y sus aliados regionales para desintegrar el territorio sirio y sus presuntos apoyos a los grupos terroristas como Daesh en Siria.

hgn/anz/ftn/rba

Commentarios