• Terroristas en Siria portan armas estadounidenses.
Publicada: viernes, 19 de junio de 2015 10:27

Irán y Rusia han garantizado su apoyo a Siria hasta que elimine el terrorismo en su territorio y encuentre una solución política a la crisis que vive desde hace más de cuatro años, afirmó el ministro de Información de Siria.

Omran al-Zoubi, en una entrevista con una agencia de noticias estatal de su país, aseguró el jueves que, por lo tanto, es obvio que Damasco siga sus relaciones con Teherán y Moscú.

El ministro de Información de Siria, Omran al-Zoubi

 

Al referirse a los recientes ataques en la ciudad noroccidental de Alepo, Al-Zoubi aseveró que las fuerzas armadas sirias no permitirán que esa ciudad se convierta en el lugar de enfrentamientos de los grupos takfiríes, como EIIL (Daesh, en árabe), y agregó que el Ejército sirio está decidido a recuperar el control de todas las zonas ocupadas por los elementos terroristas. 

Al menos 33 personas perdieron la vida y otras 100 resultaron heridas el lunes como consecuencia de casi 250 ataques con cohetes contra la ciudad siria de Alepo.

Tras recalcar que los disturbios y la desintegración de Siria benefician al régimen de Israel, dijo que la llamada coalición anti-EIIL, liderada por EE.UU., solo busca crear un cordón de seguridad para el régimen de Tel Aviv, por eso, denunció que sus bombardeos contra la banda Daesh se realizan contra objetivos sin valor militar.

Por otra parte, resaltó los últimos avances de los soldados sirios en Alepo, Al-Hasaka (noreste) y Al-Suwayda (suroeste) ante grupos terroristas. El Ejército sirio, con el apoyo del pueblo, avanza en su lucha antiterrorista aunque las propagandas de otros países regionales intentan provocar el sectarismo.

En los últimos días, el Ejército sirio ha marcado considerables avances en sus operaciones de limpieza de elementos del grupo terrorista Frente Al-Nusra, que recibe apoyos del régimen de Israel en cuanto a cobertura aérea y asistencia médica.

Desde mediados de marzo de 2011, Siria lucha contra varios grupos armados, que gozan del respaldo de ciertos países regionales y occidentales como Arabia Saudí, Turquía y EE.UU., el resultado de este conflicto ha sido la muerte de más de 230.000 personas y al menos 13 millones de desplazados.

haj/ncl/nal

Commentarios