• Fuerzas sirias desplegadas en la aldea de Khanasir, en Alepo, 2 de julio de 2017.
Publicada: domingo, 23 de julio de 2017 13:29
Actualizada: domingo, 23 de julio de 2017 14:17

El Ejército sirio y sus aliados recuperan territorio de manos del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en el sureste de la ciudad norteña de Al-Raqa.

Los avances hacia el límite provincial entre Al-Raqa y Deir al-Zur (este) tuvieron lugar el sábado por la noche y a consecuencia de ello el Ejército sirio y las fuerzas del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) recuperaron el control de un yacimiento petrolífero en el área de Sabkha, ha informado hoy domingo el opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), con sede en el Reino Unido.

Se considera como un avance sin precedentes por las fuerzas sirias en esa zona, aledaña a un territorio controlado por las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), apoyadas por EE.UU. Asimismo, los avances acercan las tropas sirias a Deir al-Zur, otro bastión de EIIL.

Los choques registrados el mes pasado entre el Ejército sirio y las FDS elevaron la tensión entre Washington y Damasco.

En muchos casos, los aviones de guerra de la llamada ‘coalición contra Daesh’ bombardearon las posiciones del Ejército sirio y sus aliados mientras que luchaban contra los elementos terroristas. Al-Tanf, un cruce clave en la frontera con Irak, fue una de las zonas en las que las fuerzas de la Resistencia fueron blanco de ataques.

 

En el norte de Siria, uno de los campos de batalla más complicados del país, los llamados ‘rebeldes’ sirios apoyados por Turquía también están luchando contra las fuerzas kurdas, respaldadas por EE.UU., para controlar algunas áreas a lo largo de la frontera, un enfrentamiento que amenaza con distraer la lucha contra los terroristas de EIIL.

Las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo (YPG, por sus siglas en kurdo), que forman la mayor parte de las FDS, controlan gran parte del noreste de Siria.

A su vez, el Gobierno sirio tacha de ‘ilegal’ la presencia de las fuerzas extranjeras o sus fuerzas títeres, asegurando que tales fuerzas, respaldadas financiera y logísticamente por Washington, no solo han complicado la situación del país, sino que han obstaculizado el logro de cualquier salida a la crisis a través de reforzar una guerra subsidiaria.

alg/ktg/snr/rba

Commentarios