• El presidente sirio, Bashar al-Asad (segundo a la dcha.), y su esposa, Asma, visitan a los habitantes de Hama.
Publicada: lunes, 26 de junio de 2017 16:53
Actualizada: lunes, 26 de junio de 2017 17:13

El presidente sirio, Bashar al-Asad, y su esposa, Asma, visitaron a los heridos de la guerra desencadenada por los grupos armados.

Pese a las amenazas, el mandatario sirio abandonó el domingo Damasco (la capital) y se dirigió a Hama para participar en las oraciones de Eid al-Fitr y festejar el final del mes sagrado de Ramadán, el noveno mes del calendario islámico. Se trata de la primera vez que Al-Asad visita la ciudad de Hama desde que estalló la crisis siria en marzo de 2011.

Después del sermón, el presidente y la primera dama de Siria visitaron algunos pueblos en las alrededores de dicha urbe y se entrevistaron con los heridos y los ciudadanos, quienes acogieron a Bashar al-Asad con entusiasmo.

Cabe mencionar que el año pasado, Al-Asad también desafió las amenazas y asistió a las oraciones de Eid al-Fitr en la ciudad de Homs, sur de Hama.

El presidente sirio, Bashar al-Asad, y su esposa, Asma (con camiseta negra), visitan a los habitantes de Hama.

 

La primera dama siria, Asma al-Asad, habla con una niña en Hama.

 

Ciudadanos de Hama reciben al presidente sirio, Bashar al-Asad, y su esposa, Asma.

 

Ciudadanos de Hama dan una bienvenida cálida al presidente sirio, Bashar al-Asad.

 

ftn/ctl/aaf/nal