• Dos cazabombarderos F-16 de la fuerza aérea del régimen de Israel durante una maniobra militar.

    Dos cazabombarderos F-16 de la fuerza aérea del régimen de Israel durante una maniobra militar.

La ‘peligrosa’ respuesta antiaérea siria a la agresión de cazas israelíes obliga a la fuerza aérea israelí a cambiar de estrategia en ‘futuras guerras’.

Siria y el régimen de Israel se enzarzaron el viernes en el enfrentamiento más serio hasta el momento desde el comienzo de la crisis siria en 2011, después de que el escudo antiaéreo del Ejército sirio derribara un caza israelí y dañara un segundo avión; ambas aeronaves atacaron un “blanco militar” en la ciudad de Palmira (Tadmor, en árabe), sita en el centro del país árabe.

La medida siria tuvo gran repercusión en medios israelíes. En declaraciones al Canal 20 israelí, el destacado analista militar israelí Noam Amir se refirió a lo ocurrido como un “evento dramático” que puso en entredicho “la supremacía aérea” de Israel y obligó a la fuerza aérea del régimen de Tel Aviv a “trazar nuevos planes” en torno a cualquier “guerra futura”.

Se supone que esa misión iba a ser cubierta solo por medios de comunicación árabes y se supone que nuestro ejército iba a responder a esos informes mediante una breve declaración en la que no se iban a hacer comentarios”, adujo el analista de asuntos militares israelí Noam Amir.

“Se supone que esa misión iba a ser cubierta solo por medios de comunicación árabes y se supone que nuestro ejército iba a responder a esos informes mediante una breve declaración en la que no se iban a hacer comentarios”, subrayó Amir.

Sin embargo, prosiguió, los acontecimientos “obligaron al ejército israelí a dar a conocer una declaración sin precedentes, en la que admitió que había efectuado ataques contra objetivos sirios y que había interceptado uno de los misiles lanzados por el sistema de defensa antiaérea sirio”.

Amir puntualizó que el resultado del enfrentamiento habría sido muy diferente si los sirios hubieran disparado misiles más sofisticados y que disponen en su arsenal. Damasco mostró un “cambio dramático” al descubrir el vuelo de los aviones israelíes, sostuvo. A su criterio, el choque del viernes puso a prueba el “aumento del desafío” a Israel.

Por su parte, el periódico israelí Haaretz calificó de “peligrosos” los acontecimientos acaecidos, al tiempo que advirtió de que el presidente sirio, Bashar al-Asad, busca “cambiar las reglas del juego” con respuestas militares a operaciones israelíes.

En su comunicado, el Ejército sirio achacó la incursión aérea israelí en Palmira a un “simple intento de apoyar” a los terroristas del EIIL (Daesh, en árabe) y elevar la ya destruida moral de los terroristas, obstaculizando las victorias de las tropas gubernamentales. Además, resaltó su determinación a contraatacar y responder, con todas las medidas necesarias, a cualquier intento de agresión por parte del régimen de Israel en cualquier parte del territorio sirio.

mjs/anz/hnb/msf

Publicada: sábado, 18 de marzo de 2017 9:14
Commentarios