• Combatientes de Hezbolá.
Publicada: sábado, 21 de mayo de 2016 5:32

El Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) capturó a varios oficiales de EE.UU. y Francia que apoyaban a los grupos terroristas en la ciudad de Alepo, en el norte de Siria.

"En una operación compleja y precisa, las fuerzas especiales de Hezbolá arrestaron a un cabecilla de la llamada oposición armada de Siria, junto a varios oficiales de la Inteligencia de EE.UU. y Francia en las proximidades de Alepo", ha informado este sábado Southlebanon, página Web cercana al movimiento libanés.

Los militares detenidos, según indica la fuente, que cita fuentes de Hezbolá, han formado un centro de operaciones militares, desde donde dirigían los ataques de los grupos takfiríes como el Frente Al-Nusra, rama siria de Al-Qaeda, contra el Ejército sirio y sus aliados.

En una operación compleja y precisa, las fuerzas especiales de Hezbolá arrestaron a un cabecilla de la llamada oposición armada de Siria, junto a varios oficiales de la Inteligencia de EE.UU. y Francia en las proximidades de Alepo", ha informado Southlebanon, página Web cercana a Hezbolá

Además, ha asegurado que los combatientes de la resistencia libanesa han llevado a cabo la operación en respuesta a los ataques de los grupos terroristas contra la localidad de Jan Tuman, donde 13 asesores militares iraníes cayeron mártires.

La fuente consultada ha subrayado, asimismo, que apoyándose en informaciones precisas del régimen de Israel, el Frente Al-Nusra lanzó un ataque a gran escala contra Jan Tuman para matar al comandante de las Fuerzas de Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general de división Qasem Soleimani, quien no se hallaba en aquel entonces en Siria.

La implicación de países extranjeros en la crisis siria no es nada nuevo. La semana pasada, el portal Web israelí DEBKAfile reveló que Arabia Saudí y Turquía suministraron al grupo terrorista Frente Al-Nusra, misiles antitanques MILAN con los que atacó a las fuerzas de la Resistencia Islámica, compuesta por combatientes de Hezbolá, fuerzas populares iraquíes y asesores militares iraníes, en Jan Tuman.

De acuerdo con estimaciones de las Naciones Unidas, el conflicto armado sirio, que ya ha entrado en su sexto año, ha dejado hasta el momento 400.000 víctimas mortales.

mkh/anz/msf

Commentarios