• Canciller sirio, Walid Al-Moalem.

El ministro sirio de Asuntos Exteriores, Walid al-Moalem, repudió la injerencia de Arabia Saudí en los asuntos internos de Siria y subrayó que su pueblo es el único con derecho a definir el futuro político de su país.

El canciller sirio denunció el martes las declaraciones injerencistas de su homólogo saudí, Saud al-Faisal, basadas en que el “presidente Bashar al-Asad no tendría ningún papel en el futuro de Siria”.

Solo la nación siria está facultada para manifestar sus puntos de vista sobre el futuro político de su país y su presidente, y nadie tiene el derecho de inmiscuirse.

Al-Faisal, en una conferencia de prensa efectuada el lunes en Riad, capital saudí, con su par británico, Philip Hammond, precisó que la solución del conflicto debe basarse en el comunicado de la Conferencia de Ginebra I, que aboga por la formación de un gobierno interino con poderes ejecutivos, uno que no incluya al actual mandatario del país.

De acuerdo con Al-Moalem, solo la nación siria está facultada para manifestar sus puntos de vista sobre el futuro político de su país y su presidente, y nadie tiene el derecho de inmiscuirse.

En cuanto a los llamados “opositores moderados” o grupos armados que luchan contra el Gobierno de Al-Asad y gozan del apoyo de EE.UU. y varios Estados regionales como Arabia Saudí, el canciller sirio subrayó que “para Damasco cualquier persona que utilice un arma contra el Estado es terrorista”.

El Gobierno de Damasco acusa a ciertos países occidentales y regionales, como EE.UU., Francia, Turquía, Arabia Saudí y Catar, de brindar todo tipo de ayudas a los grupos terroristas que operan en su territorio.

A mediados de este mes, el prominente disidente saudí, Ahmad Farid, reveló que su país planea proporcionar apoyo por unos 70 millones de dólares a los opositores armados sirios que luchan para derrocar el Gobierno de Al-Asad.

El 19 de noviembre de 2014, el representante permanente de Siria ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Bashar al-Yafari, reveló la conspiración de Arabia Saudí para enviar terroristas a su país.

Al-Yafari mostró un documento confidencial firmado por el Ministerio saudí del Interior, que pide al director de prisiones de la monarquía árabe poner en libertad a los reos condenados a pena máxima, a fin de que vayan a luchar contra el Gobierno sirio.

ftm/ybm/hnb

Publicada: miércoles, 25 de marzo de 2015 16:04
Actualizada: sábado, 3 de septiembre de 2016 12:59
Commentarios