• Soldados ucranianos desfilan para celebrar el Día de la Independencia en Kiev (capital), 24 de agosto de 2017.
Publicada: sábado, 23 de diciembre de 2017 14:10
Actualizada: sábado, 23 de diciembre de 2017 19:31

El plan de Washington de suministrar armamento a Kiev podría ‘dejar nuevas víctimas’ y desatar ‘un baño de sangre’ en el este de Ucrania, advierte Moscú.

“Hoy, Estados Unidos conduce [a las autoridades ucranianas] hacia un nuevo baño de sangre”, ha denunciado este sábado el viceministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Riabkov, en un comunicado, según la agencia local Russia Today (RT).

El Departamento de Estado de EE.UU. anunció el viernes su decisión de brindar a Ucrania “capacidades de defensa mejoradas” para que pueda hacer frente a los independentistas en sus regiones orientales.

En referencia a lo dicho, Riabkov ha alertado de que las armas estadounidenses podrían provocar “nuevas víctimas” en Ucrania. “Los revanchistas de Kiev disparan a Donbás todos los días, no quieren llevar a cabo negociaciones de paz y sueñan con acabar con la población desobediente. Y Estados Unidos ha decidido darles armas para hacer eso”, explica.

Los revanchistas de Kiev disparan a Donbás todos los días, no quieren llevar a cabo negociaciones de paz y sueñan con acabar con la población desobediente. Y Estados Unidos ha decidido darles armas para hacer eso”, ha denunciado el viceministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Riabkov.

 

En la misma línea, Grigori Karasin, vicecanciller ruso, lamenta que EE.UU. haya elegido “apoyar el lado de la guerra” en Kiev, y advierte de que suministrar armamento a Ucrania amenaza el “proceso de paz” y obstaculiza el cumplimiento de los acuerdos de Minsk.

“(El apoyo de EE.UU. a los ánimos bélicos) aumenta el peligro de socavar el proceso de solución en Ucrania y pone en duda las posibilidades del cumplimiento de los acuerdos de Minsk”, ha argumentado Karasin en una entrevista concedida este sábado a la agencia rusa de noticias RIA Novosti.

En otra parte de sus declaraciones, Karasin ha insistido en que la única solución posible a la crisis actual en Ucrania es un “diálogo honesto y directo”. “No hay otra manera para resolver el conflicto interno ucraniano”, precisa.

Washington aun no ha especificado qué tipo de armas planea suministrar a Kiev, pero, según un informe de la cadena estadounidense ABC, la Casa Blanca planea entregar a Ucrania misiles antitanques y, posiblemente, el avanzado sistema Javelin.

“El paquete total de defensa de 47 millones de dólares incluye la venta de 210 misiles antitanques y 35 lanzamisiles”, según la información desvelada por ABC.

Recordar que desde 2014, año en que la península de Crimea optó por su adhesión a Rusia en un referendo, Kiev lleva adelante una campaña militar para hacer frente a los independentistas del este. Ucrania y el Occidente, con Washington como portaestandartes, acusan a Rusia de haber enviado fuerzas a las zonas orientales para ayudar a los secesionistas.

fmk/rba/nii/

Comentarios