• Premier británica, Theresa May, ofrece un discurso ante la Confederación de la Industria Británica (CBI) en Londres, la capital, 6 de noviembre de 2017.
Publicada: martes, 14 de noviembre de 2017 23:17

El Gobierno de Rusia ha criticado con dureza a la premier británica, Theresa May, quien tildó a ese país euroasiático de ‘principal amenaza’ para el mundo.

“Esta vez nuestro país no queda situado al mismo nivel que otros desafíos, sino en primer lugar en la escala de ‘amenazas para la sociedad global’”, ha respondido este martes el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia en un comunicado, en el que también ha reconocido que este tipo de acusaciones en la escena internacional “no son nuevas”.

La cancillería rusa agrega que las acusaciones de la primera ministra del Reino Unido “están unidas por la misma naturaleza irresponsable e infundada contra Rusia”.

Londres, asegura el texto, está intentando ganar relevancia internacional a costa de cargar contra Rusia, cuando en realidad, a su juicio, debería analizar las acciones agresivas emprendidas en países como Irak o Libia.

May acusó este lunes a Rusia de ser la “principal amenaza” para el orden internacional y responsable de distintas acciones hostiles: “una campaña sostenida de ciberespionaje”, la violación de espacios aéreos extranjeros con sus aviones militares y el apoyo al conflicto en el este de Ucrania.

Esta vez nuestro país no queda situado al mismo nivel que otros desafíos, sino en primer lugar en la escala de ‘amenazas para la sociedad global’”, ha respondido el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia.

 

Asimismo, la mandataria acusó al Kremlin de usar los medios de comunicación rusos “para plantar historias falsas”, en un intento de “sembrar la discordia en el Occidente y socavar nuestras instituciones”

Moscú ha refutado repetidamente las acusaciones sobre sus intentos de influir en las elecciones o procesos políticos en diferentes países. De hecho, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, las ha calificado de “absolutamente infundadas”

Al comentar sobre la presunta interferencia de Rusia en las elecciones estadounidenses, francesas y alemanas, así como en el referéndum del Brexit en el Reino Unido y en el de Cataluña, Rusia repite que no cuentan con pruebas para demostrar lo que no son sino infundios.

snz/hnb/nii/

Commentarios