• El canciller ruso, Serguei Lavrov.
Publicada: lunes, 23 de febrero de 2015 22:23
Actualizada: sábado, 3 de septiembre de 2016 11:47

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, ha afirmado este lunes que Estados Unidos intenta dominar el mundo y ha explicado que, para este fin, Washington interviene en Oriente Medio y África del Norte creando crisis y desestabilizando esta región.

Las invasiones estadounidenses “han sumido al Oriente Medio y a África del Norte en la inestabilidad y el caos, y en gran medida, ha sido un caldo de cultivo donde crecen los extremistas”

Las invasiones estadounidenses “han sumido al Oriente Medio y a África del Norte en la inestabilidad y el caos, y en gran medida, ha sido un caldo de cultivo donde crecen los extremistas”, ha criticado Lavrov, en la reunión especial del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) sobre el mantenimiento de la paz y la seguridad internacional.

El jefe de la Diplomacia rusa, tras mencionar las últimas incursiones aéreas de Washington y sus aliados en Siria, la intervención militar en Libia (2011) y en Irak (2003), ha considerado que todas estas acciones son claras “violaciones de los principios fundamentales de las Naciones Unidas”.

Para el canciller ruso, el surgimiento de grupos terroristas es resultado de los intentos de EE.UU. de dominar los asuntos globales, de mandar sobre el mundo, en todos lados, de usar el poderío militar unilateralmente para impulsar sus propios intereses.

En otra parte de su alocución, Lavrov ha negado la implicación de Rusia en el conflicto ucraniano como lo asegura el Gobierno de Kiev, secundado por otros países occidentales, que acusa a Moscú de apoyar militarmente a los separatistas de la zona oriental de Ucrania.

Asimismo, ha reprochado las sanciones contra su país y ha dicho que han sido aplicadas unilateralmente y “no aprobadas por el CSNU” por lo que, ha reiterado, estas medidas violan los principios fundamentales de la Carta de Naciones Unidas, en particular la “independencia e igualdad soberana entre Estados y no interferencia en los asuntos internos”.   

El Kremlin ha refutado y cuestionado en reiteradas ocasiones las políticas adoptadas por Washington y sus aliados en cuanto a la lucha contra grupos terroristas como EIIL (Daesh, en árabe) y Frente al-Nusra que operan en Siria e Irak, especialmente, las tácticas de la llamada coalición contra EIIL. El presidente ruso, Vladimir Putin, ha tildado las acciones de la mencionada coalición de totalmente “ilegítimas e injerencistas”.

mjs/ncl/rba

Commentarios