• Un soldado armenio dispara una pieza de artillería contra las fuerzas de Azerbaiyán en la región de Nagorno Karabaj, 29 de septiembre de 2020. (Foto: Reuters)
Publicada: martes, 17 de noviembre de 2020 3:38

El asesor del Líder de Irán para Asuntos Internacionales asevera que la seguridad del país persa está vinculada con la paz en los países vecinos.

En declaraciones ofrecidas el lunes, Ali Akbar Velayati ha enfatizado que Irán, como vecino de Azerbaiyán y Armenia, toma en serio los recientes hechos entre ambos países, por lo que se esforzará para alcanzar una paz justa entre estos dos Estados, involucrados en el conflicto de Nagorno Karabaj.

Creemos que la seguridad nacional de la República Islámica de Irán no será posible sin la seguridad y la paz de los países vecinos”, ha puntualizado Velayati.

El titular persa ha hecho eco de los comentarios del Líder de la Revolución Islámica, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, sobre la causa de Nagorno Karabaj, en la que advirtió de que el cambio de fronteras internacionales es la raíz de todos los conflictos.

El asesor del Líder ha advertido de la presencia de los terroristas wahabíes y takfiríes en la región y llamado al pueblo azerbaiyano a erradicar a los terroristas wahabíes que intentan operar en las fronteras noroccidentales, cerca de Irán.

 

Hablando en un discurso televisado de la conmemoración del nacimiento del Profeta del Islam, el Hazrat Muhamad (la paz sea con él) el 3 de noviembre, el ayatolá Jamenei dijo que el conflicto militar sobre el enclave de Nagorno Karabaj amenaza la seguridad de la región.

Ambas partes viven enemistadas desde el inicio del conflicto Nagorno Karabaj en 1988, cuando este enclave, con apoyo del Gobierno de Armenia, decidió independizarse de la entonces República Socialista Soviética de Azerbaiyán.

En 1994, un alto el fuego puso fin al conflicto bélico entre estos países —con un saldo de 30 000 muertos—, pero no resolvió el problema, por lo que desde entonces las escaramuzas son frecuentes en la frontera.

Azerbaiyán y Armenia acordaron el pasado martes poner fin al conflicto Nagorno Karabaj después de que el pasado 27 de septiembre, ambas partes reanudaron sus enfrentamientos en esa región, acusándose mutuamente de haber desatado una nueva espiral bélica y de obstaculizar una solución pacífica al conflicto.

Irán espera que este acuerdo, cuyos principios se incluyeron en la iniciativa de paz de la República Islámica, conduzca a los arreglos finales para una paz duradera en la región del Cáucaso.

msm/ncl/hnb