• Un soldado estadounidense en la ciudad iraquí de Mosul, 21 de junio de 2017. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 28 de octubre de 2020 18:04

Estados Unidos no tendrá más remedio que abandonar la región y la normalización de los nexos de los países árabes traidores con Israel no le ayudará.

Así lo ha enfatizado el secretario del Consejo de Discernimiento del Sistema de Irán, Mohsen Rezai, en una reunión que ha mantenido este miércoles con el secretario general del Movimiento de la Resistencia Islámica de Irak (Hezbolá al-Noyaba), el sheij Akram al-Kaabi, en Teherán, capital iraní.

El funcionario de alto rango iraní ha asegurado que los próximos años son los años de desarrollo del Eje de la Resistencia, y no solo Estados Unidos será expulsado de la zona, sino que el plan para normalizar las relaciones entre Arabia Saudí, Baréin y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) con los “usurpadores de Al-Quds (Jerusalén)” se enfrentará al fracaso.

El Eje de la Resistencia no permitirá que Israel reemplace a EE.UU. en la región y este objetivo se logrará con la independencia de los países de Estados Unidos. Arabia Saudí, Baréin y los Emiratos Árabes Unidos también deben separarse de Estados Unidos. En los próximos años, la batalla será por la secesión de Estados Unidos”, ha puntualizado.

Tras haber recalcado que Irán apoyará las actividades de Hezbolá al-Noyaba en Irak, Rezai ha declarado que lo que ocurrió en Baréin y los EAU no va a suceder en Irak debido a la resistencia del liderazgo religioso, las Unidades de Movilización Popular (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe) y la nación consciente de este país.

 

El sheij Akram al-Kaabi, por su parte, ha afirmado que la embajada del país norteamericano en Irak es el centro de la sedición para lanzar una guerra civil y la desintegración de Irak. Al respecto, ha apostillado que las negaciones con Washington serán inútiles y EE.UU. pronto será expulsado de Irak.

Creemos que quien gane las elecciones en EE.UU. no importa. Estados Unidos es un mal absoluto y sus políticas coloniales no cambiarán con Trump o Biden. Queremos sacar a Irak del control estadounidense”, ha subrayado el líder del movimiento iraquí.

El descontento ante la violación de la soberanía iraquí por EE.UU. y su involucración en distintos actos desestabilizadores, incluido el apoyo a los terroristas y ataques a las posiciones de las fuerzas populares iraquíes que luchan contra los extremistas, han hecho que el pueblo y las autoridades del país árabe exijan a Washington que abandone el país, pues, de lo contrario, serán tratadas como “tropas de ocupación”.

La prolongada presencia de las tropas estadounidenses en Irak, que va camino de 17 años, so pretexto de luchar contra el terrorismo y destruir inexistentes arsenales de armas de destrucción masiva en poder del entonces régimen del dictador Sadam Husein, ha persistido en el tiempo con la excusa de luchar contra los grupos extremistas como Daesh, entre otros.

msm/lvs/rba/hnb