• El presidente iraní, Hasan Rohani.
Publicada: martes, 17 de octubre de 2017 14:52
Actualizada: martes, 17 de octubre de 2017 17:03

El presidente iraní dice que el aislamiento mundial de EE.UU. por su intento de desechar el acuerdo nuclear constituye un ‘gran logro político’ para Irán.

“La postura aislada de la Administración estadounidense ante el JCPOA, frente al apoyo unísono de la comunidad internacional, especialmente Europa y otros miembros del Grupo 5+1 al pacto, así como la decisión de los Estados europeos de continuar cooperando con Irán, constituyen grandes logros políticos para Teherán”, subrayó el lunes Hasan Rohani.

El pasado viernes, el presidente estadounidense, Donald Trump, gran detractor del pacto nuclear —sellado en 2015 por Irán y el Grupo 5+1 (EE.UU., Francia, el Reino Unido, China y Rusia, más Alemania) y conocido como el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés)—, rechazó certificar la validez del acuerdo pidiendo al Congreso que lo revisase. El magnate incluso amenazó con salirse del mismo si no son corregidos sus “defectos”.

El mundo, liderado por la Unión Europea (UE) y el resto de las naciones firmantes del pacto, salió en defensa del acuerdo criticando la decisión unilateral de Washington. El bloque comunitario dejó en claro que Trump “no tiene poder alguno” para cesar el acuerdo, el cual está funcionando perfectamente.

La postura aislada de la Administración estadounidense ante el JCPOA, frente al apoyo unísono de la comunidad internacional, especialmente Europa y otros miembros del Grupo 5+1 al pacto, así como la decisión de los Estados europeos de continuar cooperando con Irán, constituyen grandes logros políticos para Teherán”, subrayó Hasan Rohani, el presidente iraní.

 

Rohani describió el acuerdo nuclear como un logro y un éxito “valioso, y el resultado del consenso nacional, el apoyo de la nación y la guía del Líder de la Revolución Islámica de Irán”, el ayatolá Seyed Ali Jamenei.

El presidente persa destacó también los logros económicos del acuerdo para Irán, entre ellos el aumento de la inversión extranjera en el país, así como la eliminación de los obstáculos bancarios.

Las autoridades iraníes aseguran que Teherán no será el primero en retirarse del pacto, pero en cambio advierten de que reconsiderarán tal postura si la misma, en vez de beneficiarle, solo deriva en gastos excesivos para el país.

ftm/anz/snr/rba

Commentarios