• El ministro de Asuntos Exteriores de Paquistán, Jawaya Mohamad Asef.
Publicada: miércoles, 23 de agosto de 2017 8:55

Paquistán no necesita de la ayuda financiera de EE.UU. en su lucha antiterrorista, afirma el canciller paquistaní, Jawaya Mohamad Asef.

El ministro de Asuntos Exteriores de Paquistán, aseguró el martes que su país ya está luchando y es capaz de luchar por si solo contra los terroristas y que no necesita el apoyo financiero de Estados Unidos en este ámbito.

Asef, respondiendo a las críticas de Estados Unidos hacia su país por la presencia terrorista en Paquistán, insistió en que los uniformados de ninguna nación en el mundo se han esforzado tanto como lo han hecho los soldados del Ejército paquistaní en la lucha antiterrorista.

“No necesitamos de la ayuda financiera de Estados Unidos ya que hemos luchado contra los terroristas con nuestro propio poderío. Los militares de ningún país del mundo han sacrificado tanto como han hecho los soldados paquistaníes en la lucha contra el terrorismo”, dijo.

Durante la misma jornada del martes el secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, repitió las advertencias del presidente estadounidense, Donald Trump, y le urgió a Islamabad a dejar de apoyar a los talibanes y la red terrorista Haqqani si quiere que no se le corte la asistencia financiera procedente de Estados Unidos.

No necesitamos de la ayuda financiera de Estados Unidos ya que hemos luchado contra los terroristas con nuestro propio poderío. Los militares de ningún país del mundo han sacrificado tanto como han hecho los soldados paquistaníes en la lucha contra el terrorismo”, dijo el ministro de Asuntos Exteriores de Paquistán, Jawaya Mohamad Asef.

 

Del mismo modo el canciller paquistaní arremetió contra Estados Unidos por acusar a Islamabad de apoyar a los terroristas y sostuvo que, Washington, mediante sus acusaciones contra Paquistán, busca ocultar y encubrir su derrota en Afganistán.

Además recordó que Paquistán tiene más de 800 puestos de control fronterizos en sus fronteras con Afganistán mientras que en la parte afgana —en la que hay unos 9000 soldados estadounidenses desplegados— no hay ni un puesto de control fronterizo, por lo que los terroristas pueden desplazarse entre las dos naciones con relativa facilidad.

También, señaló la inefectividad de las labores antiterroristas del Gobierno afgano que, recordó, solamente tiene control sobre la mitad del país, y urgió a Washington y Kabul a intensificar sus labores antiterroristas.

Después de casi 16 años de guerra, que se cobró la vida de 2216 militares estadounidenses y decenas de miles de civiles afganos, los insurgentes talibanes controlan más del 40 por ciento del territorio afgano, lo que muestra la derrota de la estrategia de Washington en el lugar.

hgn/ktg/ftm/msf