• Funcionarios de seguridad y abogados paquistaníes inspeccionan los restos mortales que dejó la explosión de una bomba en un hospital en Quetta (oeste de Paquistán), el 8 de agosto de 2016.
Publicada: lunes, 8 de agosto de 2016 23:36
Actualizada: martes, 18 de octubre de 2016 4:32

El grupo terrorista Daesh ha asumido la autoría del atentado que dejó el lunes en la ciudad paquistaní de Quetta decenas de muertos y heridos.

"Un kamikaze del EIIL (Daesh, en árabe) hizo estallar su cinturón de explosivos durante una reunión de empleados del Ministerio de Justicia y de la Policía de Paquistán en la ciudad de Quetta", informa la agencia Amaq, órgano de propagnda del grupo terrorista.

En un principio, Jamat-ul-Ahrar, una facción del grupo extremista Tahrik Talibán Paquistán (TTP) había reivindicado la autoría del atentado en un correo enviado a los periodistas.

Un kamikaze del EIIL hizo estallar su cinturón de explosivos durante una reunión de empleados del Ministerio de Justicia y de la Policía de Paquistán en la ciudad de Quetta, informa la agencia Amaq, órgano de propaganda del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe).

Además, una portavoz del grupo amenazó con más ataques "hasta que se imponga un sistema islámico en Paquistán".

Más temprano en la misma jornda, 93 personas han muerto y más de un centenar han sufrido heridas cuando un atacante suicida se hizo explotar en medio de una multitud congregada en señal de duelo frente a un hospital del suroeste de Paquistán.

La explosión produjo una verdadera carnicería frente a la sala de urgencias del hospital civil de Quetta, donde unas 200 personas estaban reunidas para manifestar su pesar por el asesinato de un reputado abogado de la región.

Se trata del segundo atentado más letal cometido en Paquistán este año y el primero reivindicado por EIIL después de un ataque suicida que a fines de marzo mató a 72 personas, entre ellas muchos niños, en un parque de Lahore (este), donde la minoría cristiana celebraba el ritual denominado Pascua.

Hasta el momento, Daesh había centrado sus actividades en Afganistán, vecino de Paquistán, y no había manifestado presencia alguna en el suelo paquistaní. Al respecto, las autoridades de Islamabad han asegurado en reiteradas ocasiones que no permitirán actividades de integrantes de esta banda en su suelo.

No obstante, con la reivindicación de este último atentado en Quetta, al parecer el grupo terrorista pretende hacer notar su presencia en el territorio paquistaní.

De acuerdo con un informe de la cadena iraní PressTV, un significativo número de milicianos de las áreas tribales del noroeste del país asiático se unen a las filas del grupo terrorista Daesh. En 2014, Daesh dijo que había reclutado entre 10 y 12 mil milicianos paquistaníes.

mep/ncl/hnb