• Manifestantes palestinos durante un enfrentamiento con soldados israelíes.

    Manifestantes palestinos durante un enfrentamiento con soldados israelíes.

HAMAS ha vuelto a llamar a los palestinos a lanzar una Intifada (“levantamiento”) con el fin de “liberar Al-Quds” (Jerusalén) de décadas de ocupación bajo régimen israelí.

Confirmo que Gaza apoya la batalla por Al-Quds y por (la Mezquita) Al-Aqsa y respalda la bendita Intifada a pesar del dolor, del bloqueo y de las conspiraciones”, ha anunciado hoy viernes el subjefe de la dirección política del Movimiento de Resistencia Islámica Palestina (HAMAS), Ismail Hanie, en su alocución durante el rezo colectivo.

Confirmo que Gaza apoya la batalla por Al-Quds y por (la Mezquita) Al-Aqsa y respalda la bendita Intifada a pesar del dolor, del bloqueo y de las conspiraciones”, ha declarado el subjefe de la dirección política del Movimiento de Resistencia Islámica Palestina (HAMAS), Ismail Hanie.

El alto responsable de la Resistencia palestina ha recordado que la lucha por Al-Quds es también la lucha de Gaza, así como la “Intifada de Cisjordania es la Intifada de nuestro pueblo”, antes de enfatizar que HAMAS “siempre hará lo correcto para apoyar” a la nación frente a los ocupantes.

Hanie ha reiterado además la disposición de su movimiento a respaldar las acciones de otros grupos de resistencia, como la Yihad Islámica Palestina, que coinciden en la necesidad de convertir la actual ola de acciones antisraelíes en una Intifada en toda regla. “Hemos tendido la mano a nuestros hermanos de otros grupos y estamos dispuestos a apoyarlos”, ha subrayado.

Combatientes de las Brigadas de Ezzedin Al-Qassam, brazo militar de HAMAS.

 

Tras el rezo colectivo, centenares de palestinos se han manifestado por las calles de la Franja de Gaza para condenar la profanación de Al-Aqsa por colonos y efectivos israelíes, proclamando su disposición a apoyar a Al-Quds en su batalla contra el régimen de Tel Aviv.

No es la primera vez que las facciones palestinas, y especialmente HAMAS, piden un alzamiento contra el régimen de Israel. El pasado 29 de septiembre, HAMAS aseguró que “poner fin a la batalla y controlar la Mezquita Al-Aqsa no será fácil sin una gran Intifada popular”.

En las últimas tres semanas, 1289 palestinos han resultado heridos a raíz del aumento de la violencia de los soldados y colonos israelíes en Al-Quds y la ocupada Cisjordania.

Por su parte, los palestinos han protagonizado varios ataques con arma blanca contra soldados israelíes, saldados en la mayoría de los casos con el martirio de los atacantes bajo el fuego de las tropas de ocupación.

mjs/mla/nal

Publicada: viernes, 9 de octubre de 2015 14:15
Actualizada: viernes, 9 de octubre de 2015 15:30
Commentarios