• Un niño palestino frente a un mural del líder palestino encarcelado Marwan Barghouti en el puesto de control de Kalandia entre la ciudad cisjordana de Ramalá y Al-Quds (Jerusalén).
Publicada: jueves, 13 de abril de 2017 21:50

Amnistía Internacional (AI) ha pedido a Israel que ponga fin a las ‘ilícitas y crueles’ normas que aplica a los prisioneros palestinos.

La "despiadada regla" israelí de trasladar a personas arrestadas en Cisjordania, en el este de la ocupada Palestina, a centros en los territorios ocupados desde 1948 es una "violación flagrante de la Cuarta Convención de Ginebra", ha denunciado este jueves la directora regional adjunta de AI para Oriente Medio y el Norte de África, Magdalena Mughrabi, que ha calificado esta práctica de "ilegal y cruel".

"Según el derecho internacional humanitario, los detenidos en territorios ocupados deben permanecer en el territorio ocupado", denuncia en un comunicado la organización internacional, basándose en testimonios de familiares.

Según el derecho internacional humanitario, los detenidos en territorios ocupados deben permanecer en el territorio ocupado y no en el territorio de la potencia ocupante", denuncia un comunicado de la Amnistía Internacional.

La funcionaria asevera que las autoridades israelíes "deben dejar de imponer restricciones excesivas a los derechos de visita como medio para castigar a los presos y sus familias, y asegurar que las condiciones (de encarcelamiento) se atengan plenamente a los estándares internacionales".

 

Este comunicado se emite en momentos en los que el famoso prisionero palestino y líder del movimiento Al-Fatah Marwan Barghouti ha convocado una huelga de hambre masiva para el próximo 17 de abril con el fin de demandar una mejora en el régimen de visitas, acceso a atención médica y el fin de la política de traslados entre cárceles y juzgados del régimen israelí.

El Gobierno palestino ha secundado la protesta y asegura que "será diferente a cualquier otra de los últimos diez años".

La ONG para la defensa de los presos palestinos Adamir contabiliza en alrededor de 7000 a los presos palestinos, de los cuales 720 son retenidos con órdenes militares de arresto administrativo y 400 son menores de edad. Muchos de estos reclusos deciden dejar de comer en protesta por su detención arbitraria.

Según la Comisión de Asuntos de los Presos Palestinos, al menos 1000 tienen prohibido recibir visitas familiares por supuestos "motivos de seguridad" y hay presos que permanecen aislados sin contacto con otros reos o familiares.

snr/mla/tas/rba

Commentarios