• Un niño palestino arroja piedra a varios vehículos militares israelíes.
Publicada: lunes, 1 de junio de 2015 9:45
Actualizada: martes, 2 de junio de 2015 2:52

El consejo de ministros israelí aprobó el domingo un proyecto de ley que pena hasta con 20 años de cárcel a los palestinos que arrojan piedras contra los militares israelíes durante las protestas, aunque sean menores de edad.

La iniciativa se aprobó en la misma jornada en que la ministra de asuntos judiciales del régimen de Tel Aviv, la ultraderechista Ayelet Shaked, presentó una propuesta ante la comisión ministerial de asuntos legislativos para cambiar las leyes actuales.

Conforme a la propuesta de Shaked, desaparecería el requisito sobre la necesidad de demostrar que los acusados pretenden provocar daños lanzando piedras u otros objetos a las fuerzas israelíes.

Shaked ya había vertido críticas desaforadas contra la justicia israelí por imponer “penas mucho más leves”, según ella, debido a la dificultad de demostrar la intención de los palestinos que arrojan piedras.

La ministra ha anunciado en su cuenta de Twitter que, de acuerdo con su propuesta aprobada por un comité ministerial, cada detenido podría ser castigado con 10 años de cárcel más sin importar su intención.

La ministra de asuntos judiciales del régimen de Tel Aviv, la ultraderechista Ayelet Shaked.

 

Hasta ahora, el ministerio de asuntos judiciales del régimen israelí penalizaba con tres meses de prisión a los palestinos que lanzaban piedras, si no habían causado heridas graves.

El endurecimiento de las penas por lanzar piedras no extraña, siendo Ayelet Shaked, conocida por sus posturas extremistas contra los palestinos, ministra de asuntos judiciales israelí.

Durante la sangrienta ofensiva israelí a la Franja de Gaza en el verano boreal de 2014, la cual segó más de 2 310 vidas palestinas, en su mayoría civiles, Shaked calificó a los palestinos de “enemigos” y abogó por el genocidio de esta nación.

La funcionaria pidió asesinar a todas las madres palestinas, justificando que dan a luz a “pequeñas serpientes”.

A principios del pasado mes de marzo, el Comité para Asuntos de los Prisioneros Palestinos informó de que al menos 6 500 palestinos, entre ellos 20 mujeres y 230 menores de edad, se encuentran en 22 cárceles del régimen de Israel en condiciones infrahumanas.

La mayoría de los reclusos palestinos se encuentra en ‘detención administrativa’, eufemismo que aplica el régimen de Tel Aviv para mantener a quien desea en prisión, saltándose la ley, es decir, sin el derecho a contar con un juicio.

ftm/nii/msf

Commentarios