• Los palestinos alzan su bandera en el lugar de su casa destruida por las fuerzas israelíes. El 28 de abril de 2015.

    Los palestinos alzan su bandera en el lugar de su casa destruida por las fuerzas israelíes. El 28 de abril de 2015.

La Unión Europea (UE) reiteró su rechazo a las políticas expansionistas del régimen israelí, que no solo contradicen la ley internacional, sino que van en contra de un proceso de paz.

"La determinación de Israel de continuar con su política de asentamientos pese a la insistencia de la comunidad internacional, no solo amenaza la viabilidad de la solución de dos Estados sino que pone seriamente en duda su compromiso de negociar un acuerdo con los palestinos", según el Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE).

En un comunicado divulgado el viernes, el SEAE expresó la preocupación que siente por el reciente anuncio de que se van a construir 900 nuevas viviendas ilegales para los colonos israelíes en Ramat Shlomo, en los territorios ocupados de Al-Quds (Jerusalén).

La determinación de Israel de continuar con su política de asentamientos pese a la insistencia de la comunidad internacional, no solo amenaza la viabilidad de la solución de dos Estados sino que pone seriamente en duda su compromiso de negociar un acuerdo con los palestinos"

Las autoridades europeas también calificaron de “ilegal” la construcción de asentamientos y reiteraron que los países europeos “se comprometen a garantizar la continua, plena y efectiva aplicación de la legislación comunitaria existente y los acuerdos bilaterales aplicables a los asentamientos".

El documento del Servicio Europeo recordó también que en noviembre de 2014, los ministros de Asuntos Exteriores del bloque europeo pidieron al régimen de Tel Aviv que diera marcha atrás al anuncio de nuevas viviendas.

El pasado jueves el grupo israelí Peace Now (Paz Ahora) reveló que el comité de planificación del distrito de Jerusalén dio el visto bueno a la construcción de 900 nuevas viviendas ilegales en los asentamientos de Al-Quds.

Más de medio millón de israelíes viven en más de 120 asentamientos ilegales construidos desde la ocupación de los territorios palestinos de Cisjordania y Al-Quds en 1967.

Sin embargo, este régimen, indiferente a las advertencias de la comunidad internacional para detener la construcción de viviendas en los territorios ocupados palestinos, ha dejado a miles de palestinos sin hogar, agua potable, electricidad e instalaciones eléctricas.

nas/anz/mrk

Publicada: sábado, 9 de mayo de 2015 10:46
Actualizada: martes, 1 de noviembre de 2016 5:10
Commentarios