• Israelíes destruyen una casa palestina.
Publicada: lunes, 22 de agosto de 2016 23:39
Actualizada: jueves, 16 de marzo de 2017 7:43

La ONU ha denunciado este lunes que los palestinos ‘se enfrentan a un riesgo intensificado de traslado forzoso’ por parte del régimen israelí.

“La semana pasada, las autoridades israelíes desplazaron a 64 palestinos, incluidos 24 niños, al demoler 29 estructuras en ocho lugares”, ha anunciado el coordinador de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas en el Territorio Palestino Ocupado, Robert Piper.

El comunicado escrito por Piper ha detallado que desde el primer día del mes en curso (agosto), las fuerzas israelíes han destruido o confiscado un total de 85 estructuras civiles en 28 comunidades de Cisjordania, desplazando a 129 palestinos y afectando las vidas de al menos otros 2100.

La semana pasada, las autoridades israelíes desplazaron a 64 palestinos, incluidos 24 niños, al demoler 29 estructuras en ocho lugares”, señala un comunicado del coordinador de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas en el Territorio Palestino Ocupado, Robert Piper.

La nota agrega que 24 de estas 85 estructuras, como cobertizos para animales, letrinas o una red de agua potable, habían sido donadas dentro de los proyectos de ayuda humanitaria de organismos como el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

 

El coordinador de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para los asuntos humanitarios en Palestina ha advertido asimismo de la existencia de “un ambiente coercitivo” que rodea a familias palestinas vulnerables, como las repetidas demoliciones, restricciones de acceso a servicios básicos y visitas regulares de las fuerzas israelíes que promueven planes de reubicación.

Al lamentar que los palestinos viven con el “miedo constante” de quedarse sin casa y el hecho de que los niños palestinos “se preguntan si mañana tendrán una escuela a la que ir”, ha añadido que este año se han aumentado las demoliciones y confiscaciones en Cisjordania, generando hasta el momento el desplazamiento de 1197 personas, incluidos 558 menores de edad.

Además, ha recordado la responsabilidad del régimen “ocupante” de Tel Aviv de satisfacer las necesidades básicas de los palestinos y que tiene una “obligación legal” para facilitar la entrega de ayuda humanitaria, pues ha recalcado que el desplazamiento forzoso y la destrucción de las propiedades de los palestinos para construir viviendas israelíes está en contra del derecho internacional.

zss/ctl/hnb

Commentarios