• Soldados del ejército israelí.
Publicada: martes, 2 de agosto de 2016 13:16
Actualizada: martes, 4 de octubre de 2016 6:12

El régimen de Israel necesita varios años para prepararse para lanzar otra guerra contra la asediada Franja de Gaza o El Líbano.

El diario israelí Haaretz informó el lunes que el régimen de Tel Aviv, para resolver las graves deficiencias provocadas por su última ofensiva contra Gaza, necesitará en los próximos cinco años un extra de 500 millones de shekels (130 millones de dólares) al año, para tareas como el refuerzo de la infraestructura estratégica contra cohetes y mejorar los sistemas de salud y bienestar.

La fuente precisa que el general de brigada Bezalel Treiber, que dirige la autoridad de emergencia israelí, presentó el domingo sus recomendaciones al ministro israelí de finanzas, Moshe Kahlon, sobre las deficiencias en las fuerzas armadas.  

La autoridad de emergencia subrayó que si se registra una posible guerra con Gaza o El Líbano, ni las agencias israelíes ni las autoridades locales están preparadas para cubrir las necesidades de la población y la infraestructura, en virtud de un asalto tan prolongado por misiles de varios rangos.

Por su parte, el rotativo The Jerusalem Post afirmó que las estimaciones del ejército israelí indican que para el año 2017 el Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), y el de Palestina (HAMAS) obtendrán 1600 misiles de largo alcance y 800 misiles de medio alcance, lo que les da la capacidad de golpear cualquier objetivo en los territorios ocupados palestinos.

Asimismo, añadió que en la próxima guerra la ciudad israelí de Haifa (norte) será golpeada con más de 1200 misiles de corto alcance, mientras que Tel Aviv será objeto de 3000 misiles de medio alcance y más de 600 misiles de largo alcance caerán en las otras ciudades israelíes.

 

Transcurrida casi una década desde la última agresión israelí a El Líbano, y más de dos años de su ofensiva a Gaza, ahora se han hecho casi cotidianos los informes y las conjeturas que atisban la posibilidad de una nueva agresión.

En este sentido cabe señalar que tal y como aseguró Uzi Moscovitch, excomandante de la dirección de comunicación del ejército israelí, en el caso de una nueva ofensiva militar de Israel contra El Líbano, a las fuerzas agresoras les resultaría difícil contrarrestar los ataques misilísticos de Hezbolá.

mkh/anz/rba

Commentarios