• Queman la casa del único testigo del caso Daubasha
Publicada: domingo, 20 de marzo de 2016 13:48
Actualizada: domingo, 20 de marzo de 2016 17:14

Un grupo de desconocidos ha prendido fuego contra la casa del testigo de la matanza de una familia palestina, quemada viva por colonos israelíes en la aldea de Duma, en el sur de Nablus.

"La vivienda de Ibrahim Mohamad Daubasha, el único testigo de la masacre de la familia de Saad Daubasha, ha sido quemada la madrugada de este domingo por un grupo de personas no identificadas. En el ataque, el dueño de la casa resultó herido y su esposa sufrió intoxicación por inhalación de humo", ha informado este domingo Qassan Daqles, coordinador del Comité de Resistencia Popular contra el muro de separación (el muro de Apartheid) en declaraciones a la agencia local Paltoday.

Daubasha, pariente de las víctimas del indignante crimen y testigo clave de ese suceso, testificó en el juicio ante un tribunal israelí contra los autores del ataque que acabó el año pasado con la vida de tres miembros de una familia. Según Daqles, el testigo antes había recibido amenazas de muerte si se presentaba ante la corte.

La vivienda de Ibrahim Mohamad Daubasha, el único testigo de la masacre de la familia de Saad Daubasha, ha sido quemada la madrugada de este domingo por un grupo de personas no identificadas. En el ataque, el dueño de la casa resultó herido y su esposa sufrió intoxicación por inhalación de humo", ha informado Qassan Daqles, coordinador del Comité de Resistencia Popular contra el muro de separación (el muro de Apartheid).

En julio de 2015, murió quemado vivo un bebé de 18 meses, Ali Saad Daubasha. Nueve días después, el padre del niño, Saad, murió en el Hospital de Soroka, donde había sido tratado por quemaduras en el 80 por ciento de su cuerpo. Unos días después también la madre del niño palestino murió por la gravedad de sus quemaduras. Su hermano mayor, de 4 años, sufrió quemaduras graves en más del 70% de su cuerpo y actualmente sigue recibiendo tratamiento médico.

La portavoz policial Luba Samri ha indicado que las autoridades israelíes investigaban el nuevo incendio, que se sospechaba es obra de los colonos extremistas.

Por su parte, el Movimiento de la Resistencia Islámica Palestina (HAMAS) ha denunciado el hecho como un nuevo acto racista de los colonos israelíes contra los civiles palestinos.

"El acto de los colonos israelíes de prender fuego contra la casa del único testigo de la matanza de la familia de Daubasha no podrá ocultar la verdad del crimen, es más, este nuevo acto testifica las atrocidades de los colonos israelíes contra los palestinos", ha denunciado Ezat al-Rashaq, miembro de la oficina política de HAMAS en un mensaje publicado en su cuenta de Facebook.

mkh/ncl/mrk

Commentarios