• El primer ministro del régimen de Israel, Benyamin Netanyahu, preside una reunión del gabinete.
Publicada: sábado, 12 de agosto de 2017 5:51

Cerca de dos tercios de los israelíes demandan la suspensión temporal de su primer ministro, Benyamin Netanyahu, por supuestos casos de corrupción.

Según indican los resultados de una encuesta realizada por el diario israelí The Jerusalem Post, un 67 % de los israelíes considera “aceptable” que Netanyahu abandone el cargo de forma temporal por las investigaciones en desarrollo sobre los cargos que pesan actualmente en su contra.

Esta demanda de los israelíes tiene lugar pese a que las leyes israelíes solamente definen que el primer ministro puede ser sustituido temporalmente, concretamente por un periodo máximo de 100 días, por casos como enfermedades, mientras que la cláusula de suspensión automática nunca ha sido invocada con otro propósito.

En respuesta a la opción más apropiada para convertirse en el próximo primer ministro del régimen de Tel Aviv en el caso de que se produjera la renuncia de Netanyahu, los encuestados han optado por Yair Lapid, líder del partido centrista Yesh Atid (Hay un futuro).

 

El presidente del derechista partido Baiit Yehudi (Casa Judía), Naftali Bennett; el exministro del derechista Likud (Consolidación) Gideon Sa’ar; y el jefe del centroizquierdista HaMahane HaZioni (Unión Sionista), Avi Gabbay, son también las otras opciones que barajan los israelíes.

Durante los últimos años, la policía israelí ha estado investigando varias cuestiones relacionadas con la corrupción financiera de Netanyahu y su esposa Sara.

Pese a los numerosos cargos de corrupción que pesan en contra del primer ministro del régimen de Tel Aviv y la gran indignación popular al respecto, el líder de la coalición del gabinete israelí y diputado en el parlamento, David Bitan, ha declarado que Netanyahu no dimitirá de su cargo, incluso aunque se diera el caso de que fuera imputado por la justicia.

tas/anz/hnb

Commentarios