• El primer ministro de Israel, Benyamin Netanyahu, durante una reunión de su gabinete, 7 de mayo de 2017.
Publicada: lunes, 8 de mayo de 2017 8:00
Actualizada: lunes, 8 de mayo de 2017 10:09

El primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, bota a la papelera el documento ‎político de HAMAS, grupo al que acusa de ‘mentir al mundo’.‎

En un video difundido el domingo en su cuenta de Twitter, el premier israelí habló de “noticias falsas”, en alusión a los medios de comunicación que dieron cobertura al nuevo documento del Movimiento de Resistencia Islámica Palestina (HAMAS).

“Dicen que cada pulgada de nuestra tierra pertenece a los palestinos. Dice que no hay otra solución aceptable que no sea eliminar a Israel. ¿Por qué dice HAMAS que hay un consenso sobre un Estado palestino más pequeño? Para destruir Israel más tarde”, alegó.

Por último, el jefe del régimen de Tel Aviv también tachó el documento de un texto “lleno de odio” y procedió a arrugarlo y botarlo a una papelera de su despacho.

Dicen que cada pulgada de nuestra tierra pertenece a los palestinos. Dice que no hay otra solución aceptable que no sea eliminar a Israel. ¿Por qué dice HAMAS que hay un consenso sobre un Estado palestino más pequeño? Para destruir Israel más tarde”, alegó el premier israelí, Benyamin Netanyahu.

En un comunicado emitido el 1 de mayo, HAMAS dio a conocer la carta fundacional enmendada del movimiento, donde manifesta su disposición a aceptar la creación de un Estado palestino en las fronteras anteriores a la Guerra de los Seis Días de 1967, cuando el régimen de Israel ocupó Al-Quds (Jerusalén) y Cisjordania.

Sin embargo, en el documento, denominado Documento de Principios y Políticas Públicas, HAMAS precisa que no reconocerá al régimen de Israel ni renunciará a ninguno de los derechos históricos del pueblo palestino.

Sin reconocer en ningún momento a Israel, HAMAS, como fórmula de consenso nacional, tiene en cuenta el establecimiento de un Estado palestino totalmente soberano e independiente, con Al-Quds como capital, sobre las líneas del 4 de junio de 1967, con el retorno de refugiados y desplazados a sus hogares de los que fueron expulsados”, según la nota.

Jaled Mashal, exjefe de la dirección política de HAMAS, puntualizó que el documento declara "nula y sin efecto" la Declaración de Balfour —la cual generó masivas denuncias en el Reino Unido— y la Resolución de Partición de Palestina de las Naciones Unidas, así como otras resoluciones y medidas similares.

mjs/bhr/nii/

Commentarios